.

.
BALTASAR: ¡Dios vos salve, señor!; ¿sodes vos estrellero? Decidme la verdad, de vos saberlo quiero. GASPAR: ¿Vedes tal maravilla? Nacida es una estrella. MELCHOR: Nacido es el Criador, que de las gentes es señor. Auto de los Reyes Magos

martes, 17 de enero de 2017

20-1-2017: Comienza la era Trump. Astrología de la Inauguración

A las 12:00 horas del mediodía, cuando el Sol está en lo más alto del cielo.




A esa hora del día 20 de enero en la ciudad de Washington DC, Donald Trump, el constructor millonario que hizo de sí mismo todo un personaje, se convertirá oficialmente en 45º presidente de los Estados Unidos de América.
Las elecciones las ganó contra Hillary Clinton contra todo pronóstico, sorprendiendo al mundo, que casi se reía ante la posibilidad de que ese señor, acostumbrado a casarse con despampanantes mujeres de origen eslavo y a llevar la vida de un rico ostentoso se fuera a convertir en "commander in chief" de la nación más poderosa de la Tierra.

Ahí lo tienen.

Ha sido curioso darse un paseo por la red estos días y ver diversos sitios dedicados a la astrología en los que se comentaba la posición de los astros del día de hoy, la famosa Inauguración, pues casi todos los astrólogos coincidían en que la carta era "nefasta". Muchos astrólogos parecían ofrecer opiniones basadas en ideas y convicciones personales antes que en un análisis objetivo. Digo esto, porque analizando la carta, no parece tan mala, es más: presenta buenísimos aspectos positivos para el pueblo americano.

Así estará el cielo en esos momentos en la ciudad de Washington:



El ascendente de la carta se encuentra en el signo de Tauro, a 14º, tan cerca de Algol. El regente del ac se encuentra en Venus en grado de exaltación en una posición muy favorable, pues ese Venus tan bonito se une a Marte, Neptuno, Pallas y Quirón. La imagen de Donald Trump cambia de manera radical y se le empieza a ver con otros ojos.
Atrás se queda esa imagen de rico estrafalario que decía cosas que a muchos molestaban. Venus es el dispositor de la casa servicial VI, donde se alza Júpiter: parece que tiene muy claro que quiere mejorar su país a toda costa y que tiene una disposición muy clara en "servir" al pueblo. Otra cosa es que le dejen.
El ambientazo en la casa XI habla de de que se convierte en una especie de líder motivacional que inspira a muchas personas, concretamente a mujeres. Sí, han leído bien, mujeres.

Había por ahí un libro que se llamaba "Todo aquel que no me gusta es Hitler", haciendo hincapié en que tan fascistas es el que impone sus opiniones fascistas como el progre que impone sus opiniones progresistas en plan dictatorial. Hay que tener en cuenta que Donald Trump ha sido elegido democráticamente por los votantes del pueblo americano, y guste o no, se ha convertido en presidente de los USA. Mucha gente está en desacuerdo, mucha gente le ve como un enemigo a batir, Los hay que le apoyan pero no lo dicen públicamente, porque lo que prima es lo políticamente correcto.

"Political correctness" que dicen en Inglés. Se acabó. La casa X de la carta no está para nada mal situada, se alza sobre el revolucionario y avanzado signo de Acuario, donde ya ha entrado el Sol. Urano, el planeta que alzó a este hombre a la presidencia contra todo pronóstico se encuentra en la casa XII de los enemigos poderosos que también es la casa del subconsciente tanto de la persona como del colectivo, por lo que Donald Trump se convierte, dada su forma de ser, muy en contra del stablishment, en un target global al que incluso le tienen preparadas varias formas de asesinato, en un sinfín de amagos de atentados que va a tener que evitar o de los que se tiene que proteger.
Urano rige el maravilloso MC en Acuario y ahí, a 2º se alza Altair, la estrella que tiene más de positiva que de negativa, pero su negatividad se concentra en los envenenamientos por mordeduras de serpiente. Aplicando esto al presidente, se podría hablar de un atentado que tuviera que ver con sustancias ponzoñosas.

Es ese MC de la carta lo sorprendente, el buen cambio que se nota. Volviendo al tema de las mujeres, serán éstas las primeras en ser beneficiadas de las políticas de mejora. Piscis en la casa XI es un signo que impulsa a los líderes motivacionales. Esto hará que en la imagen de este señor el pueblo vea la autoconfianza, el orgullo de ser una persona que mejora su país, los habrá que se sientan identificados con él, será un tipo que inspire confianza, a pesar de la guerra cruenta y abierta que el Cuarto Poder tiene preparada para este señor. Se recomienda al ciudadano que piense por sí mismo.

La Luna, regente de la casa III de la comunicación, está en Escorpio en la casa VII. Los primeros enemigos abiertos de este señor serán los periodistas, los miembros del partido demócrata y aquellos que no están de acuerdo con la elección. La prensa manipulará muchísimo al ciudadano, intentarán minar su persona y hay que recordar que la Luna en Escorpio es la Luna que tiene Hillary Clinton, por lo que no sería de extrañar que esta señora ande conspirando tras bambalinas porque no supo asimilar la derrota. Escorpio es el Sol de la inteligente Ivanka Trump, hija predilecta de nuestro protagonista, a quién su padre, en un acto de mucho ojo e inteligencia, ha colocado como Primera Dama en la práctica.
La señora Trump, Melania, una Tauro, se encuentra en el ac de la carta. Aunque ya comunicó en su día que su papel sería secundario y que prefería llevar un rol más discreto que otras primeras damas, no podrá evitar ser altamente popular y protagonista. Esta mujer también será objeto de mofas por parte de detractores, y no pararán en mostrarnos una y otra vez las fotos para las que posó siendo una jovencita. Melania no es una mujer que se haya casado con un aspirante a presidente, sino que se casó con un millonario cuya decisión de ser presidente la ha pillado unos 15 años después de la boda, por lo que para esta nueva etapa de su vida no está entrenada, al fin y al cabo, ella no es la esposa de un político, es la esposa del que fue un empresario. No tiene el perfil de ambiciosa mujer de político que gracias al cargo del marido termina inmiscuyéndose dentro de ese terreno.
Melania será una mujer discreta, estará en un segundo plano pero tendrá que seguir, como todas las primeras damas, una agenda impuesta. Se basará en mujeres, niños, jóvenes. No será mal recibida y los demás sentirán curiosidad por ella. La hora de nacimiento de Melania no es exacta, por lo que no es posible hacerle una carta en condiciones; algunos astrólogos le otorgan la Luna en Capricornio, perosnalmente, apuesto por una Luna en Sagitario: condición de extranjera, piernas larguísimas, acento fuerte y marcado y una estatura notoria (aproximadamente 1'80m); también es simpática y no ha dudado en ofrecer entrevistas a los medios mostrándose educada y amable, se destaca la simpatía de Melania que nunca ha puesto una mala cara en público.

El stuff, socios, colaboradores, miembros del equipo del nuevo presidente, se encuentra en la escorpiana casa VII conformada por economistas, expertos, personas muy formadas. Ha tenido buen ojo para nombrar a los miembros de su gabinete, que lucharán lo suyo por mejorar los nuevos retos. Se nota en este punto de la carta la imagen positiva que se tiene de las personas que trabajan duro, de las personas que mejoran (sería algo inconcebible que en una sociedad como la estadounidense se recibiera dinero público para todo, como sucede en otros países). Al tener a un presidente que aunque siendo hijo de rico, se hizo básicamente a sí mismo (con la ayuda de Ivana, su primera esposa), la idea del emprendedor, la persona que tira adelante será como un modelo a seguir en la vida.

Sagitario se encuentra en la casa VIII de la carta de inauguración por lo que hay un interés en recortar privilegios en los sectores educativos en el sentido en el que Trump apuesta por na educación superior para todos y no un sistema en el que para acceder a la Universidad se tiene o una beca deportiva o muchísimo dinero, haciendo de los estudios universitarios y su pago una tarea titánica, pues hay senadores que hoy día aún están pagando sus estudios de hace más de una década.
Saturno en Sagitario dispone sólo de una cuadratura y de tres trígonos, por lo que no es mala situación para el lord del Karma. La casa VIII, si la tenemos en cuenta como la casa de la "muerte", estando Saturno ahí visible nos indicaría que es un mandato largo, esto es, que Trump, a pesar de tener intentos de asesinatos en varias ocasiones, finalizará las legislaturas (puede que dure los famosos ocho años).Júpiter se encuentra en Libra en la casa VI facilitando bastante las cosas.

Leo aparece en el Fondo Cielo, la raíz y el final, el origen. Ahí se encuentra el antiguo Trump, ricachón excéntrico, que ahora se reconvierte en un político de ideas reformadoras, pues el Sol, regente de lo más primitivo y de la esencia del país, se alza en el punto más alto de la carta. Ya nos indica esto que lo tiene algo difícil pues Obama, un Leo, deja a nivel popular un "listón alto", pero Obama, como Leo ac en Acuario verá su pedestal populista terminado de manera abrupta, pues a no tardar empezarán a salir escándalos tanto de él como de su mujer que distarán mucho de la imagen idílica que han querido ofrecer los dos, pues han estado sobreprotegidos por los medios.

Con Trump incluso llega un cambio en el mundo artístico del país. Piscis, Neptuno y Venus hablan del fin de una era artística. Con los Obama creció considerablemente el poder de los artistas raperos afroamericanos con un resurgir del "afropower" que provocó que la música de hoy día estuviera poblada de esta parte de la música (rap, r&b y soul) haciéndose literalmente con el pop. Los artistas afros han disfrutado de un privilegio al haber un señor de raza negra en la Casa Blanca.
Parece que llega el fin, pues Algol en el MC de la carta nos habla del renacer de la nueva era del rock, heavy metal, se acabó una pequeña dictadura racial dentro del mundo de la música en el que precisamente los blancos, han sido la minoría.
Con el fin de Obama se termina el fin de la artista Virgo mutable Beyoncé, y de su mutable y Sagitario marido el rapero y productor Jay Z, amos de la música hasta ahora. Una noticia que relaciona a esta matrimonio con los Obama saldrá a la luz a lo largo del 2017, como si desde la Casa Blanca se hubiera operado una estratega para que los artistas afros tuvieran el control del mundo del arte mientras duraba el mandato de Obama.

Será curioso de ver pues muchas estrellas del pop y rock amenazaron con irse del país si Trump ganaba las elecciones.

Volviendo a la carta del Géminis presidente de los USA, recién inaugurado, vemos como la Luna realiza varios bonitos aspectos. Un sextil a Mercurio más tres trígonos: Venus, Neptuno, Pallas. Las mujeres, como se ha indicado antes, salen muy favorecidas. Pero no piensen ustedes en colectivos feministas, sino en mujeres del pueblo trabajadoras, viudas, mujeres que nada tienen que ver con colectivos radicales. Hay que dejar clara una cosa, el feminismo es un movimiento que aboga por la igualdad entre hombres y mujeres, pero nunca un movimiento que quiere realizar una guerra torticera radical y sin sentido contra los hombres. Eso no es feminismo, eso es vulgarmente llamado "feminazismo", y flaco favor hacen a las mujeres (y a sí mismas), mujeres que buscan la destrucción del hombre y no la igualdad. Flaco favor les hacen a todas aquellas pioneras que lucharon por sus derechos pero que nunca quisieron hacer daño ni tomar beneficio por encima de los hombres y gracias a quienes las mujeres de hoy día tienen un camino hecho.
Este tipo de mujeres, las que buscan la igualdad, las que quieren una paz y no una guerra de sexos, serán las que compongan un fuerte núcleo de apoyo para el Donald Trump, que mirará bastante por ellas.

La estrella Spica, la reina de los regalos caídos del cielo, se encuentra conjunta a Júpiter situada a 24º de Libra siendo un punto importante a favor del Presidente pues habla de buena habilidad para gestionar la Administración. Es una estrella preciosa que incremente bastante las oportunidades de una presidencia exitosa. La más afortunada de todas las estrellas, la que da éxito, la que regala lo que uno se merece, se conjunta a nada menos que el Gran Benéfico Júpiter para incrementar la riqueza y la felicidad. Esto se aplica al Presidente como a su pueblo, lo que en un futuro se traducirá en que cuando deje su mandato, el superávit del país estará alto. Se incrementa la construcción, crece bastante la industria y desciende considerablemente la tasa de desempleo. Buenísima influencia esta cuando estamos hablando de la inauguración de una presidencia de un gobierno. El país sale muy beneficiado.
America being great again?

La industria, las finanzas, la banca son cosas de Capricornio. Situado en la casa IX, ha tenido mucha suerte Donald Trump de que Plutón no se alce en el MC pues hubiera inaugurado su mandato con mal pie, pero ese Plutón le hace trino al AC: magnetismo, poder, mucha confianza y bastante honestidad a la hora de expresarse. La imagen de este hombre cambia de manera radical y ofrece un refrescado Donald Trump que se centra en su país. Esa Luna en Escorpio habla de primero los suyos, su pueblo, luego los demás, es urgente el cambio dentro de las fronteras antes que enfocarse en los demás.
Algunas personas susceptibles podrían ver esto como un acto de "egoísmo"; "¿por qué va a mirar antes por los suyos que por los demás"?. Porque los presidentes de los gobiernos deben mirar antes por lo que pasa en su país antes de lo que pasa en la otra punta del globo, ya que el resto de los países dispone de sus propios políticos encargados de gestionar los gobiernos que ellos lideran.
No hay más. De ahí que la política de inmigración sea tan polémica ahora mismo en los USA.
La Luna en Escorpio habla de que el enemigo será el yihaidismo, único conflicto "bélico" que se ve en la carta, pues Júpiter en Libra llegando desde la VIII y desde la XI (como regente de ambos signos), habla de que la guerra es la última opción que tiene este hombre en la cabeza y ante todo aboga por la paz.

Caput Algol en el ascendente, no indica otra cosa que el objetivo de "la cabeza" de hombre por parte de muchísimos enemigos a nivel mundial que se la tienen guardada por no seguir unas reglas dictadas por una élite, llamémosla "oculta".

Una sorprendente carta que hará que muchos se queden con la boca abierta acerca de la administración de Donadl Trump. Los ejes IC-X o IV-MC de la carta recibirán el impacto de la saga de eclipses Saros que ocurriá a lo largo de este año en los signos de Leo-Acuario. Por ahí andará la lucha entre "lo bien que lo hizo Obama y a ver cómo lo hace éste". Es precisamente esta saga de eclipses la que de manera periódica hará que caiga la imagen del uno y suba la del otro, mostrándonos a todos que ni los "buenos" son tan buenos ni los "malos" son tan malos".
Donald Trump ya dispone natalmente de una carta astral que nos muestra a un hombre diferente, tiene la carta de todo un rompedor, y así serán sus medidas políticas; cualquier cosa que haga será un impacto para el mundo.

La inauguración, por cierto, no estará exenta de polémica, protestas y hasta boicots.

Guste o no, Donald Trump fue elegido presidente de los EEUU de manera democrática y antes de formarse una opinión preconcebida y sugestionada en la cabeza, el MC en el moderno e inteligente Acuario nos invita a que primero le dejen gobernar, y después, nos formemos nuestras opiniones.



Nos vemos en las estrellas.







domingo, 8 de enero de 2017

Luna Llena Cáncer enero 2017: La Canción del In-Emigrante

La última vez que hubo Luna Nueva en Cáncer, predecesora de la Luna Llena que está por venir, fue el 4 de julio de 2016. Una luna muy vinculada a la independencia pues bajo ese día hace tres siglos los USA se independizaron de Inglaterra y nacieron como nación.

Precisamente ahora que viene el día 12 la Luna Llena a 22º 27 de Cáncer, se termina el mandato Obama para dar paso al mandato Trump, algo que pilló por sorpresa a todo el planeta. ¿Quién lo iba a decir?, pues seis meses más tarde de aquella luna con humor de perros, tendría lugar la jura del cargo de Donald Trump.

Esta Luna se las trae, pues si la luna nueva del pasado mes de julio fue fuerte en cuanto a términos de humor y emociones turbulentas, la luna llena del día 12 de enero va a poner en su punto álgido esas emociones. Es como imaginarse a una parturienta con contracciones dolorosas (como no podría ser de otra forma) que da a luz un torrente de energía eléctrica; o como un síndrome premenstrual tan sumamente chungo que inspiraría a Stephen King para su próxima novela.
Malos tiempos para dejar de fumar, mejor espérense a que pase esta luna llena, guarden los propósitos de año nuevo para febrero por lo menos. Aunque los signos cardinales suelen llamar a la acción, Júpiter en Libra incrementa la indecisión a niveles importantes como para tomar una determinación que se pone peliaguda si se suman los altibajos emocionales propiciados por la cuadratura.




Se activa la Gran Cruz Cardinal que nos trajo de cabeza por nada menos que dos años, que se dice pronto. Esa sensación de vivir en un Titanic que no se hundía del todo desde la primavera del 2014 hasta la del 2016 resurge de nuevo. Party Hard.

Urano se encuentra a 22º de Aries, Júpiter anda en el mismo grado aproximado de Libra, la Luna se pone llena (lo que significa que se opone al Sol en Capricornio) en el grado 22º de Cáncer y el invitado especial, Plutón, se coloca en el grado 17º de Capricornio, conjunto al Sol y cuadrando a toda esta maravilla celestial, porque Plutón no se pierde ni una.
Muy bonito todo. En la entrada del blog en referencia a la luna del pasado julio de 2016 se dejaba claro esa sensación de paranoia, fobia social, manías persecutorias y obsesiones. De forma casi que más enfatizada se vivirá la siguiente luna llena pero con dos invitados más, por si éramos pocos.
a 20º 38 del signo de Cáncer se encuentra la estrella fija Castor, en Alpha Geminorum; y a 23º 27 de Cáncer se encuentra su gemelo, Polux, en Beta Geminorum.



Siempre que se ven dos gemelos uno se pregunta, "¿cuál será el malo?", en este caso, la mala fama se la lleva Pollux, que en la mitología tenía tendencias de luchador, de hecho agredió a su hermano en in sinfín de ocasiones haciendo uso de su mayor "destreza" pues era un tremendo luchador cuerpo a cuerpo en una disciplina muy parecida a lo que es el boxeo. De hecho entre astrónomos es como un broma referirse a él como "el boxeador". La destreza de Castor era la doma de los caballos, según la leyenda, se les llamaba "Dióscuros" y eran dos de los innumerables hijos que tuvo Zeus.
Entre los hobbies y aficiones de este par, se encontraban el raptar a doncellas y acompañar a héroes en grandes gestas.
Polux es quién más cerca se encuentra del evento que nos ocupa, así que su faceta negativa de luchador con tintes marciales dará el toque que nos faltaba a esta luna.




La simbología que acompaña a esta lunación es de la una persona totalmente nerviosa e indecisa que no sabe qué dirección tomar y se encomienda a su conciencia, siendo ésta representada en dos partes: la que le dicta el camino correcto de la razón y la que le dice que se abroche el cinturón hacia el camino de las decisiones equivocadas. Ángel y demonio, dos gemelos, uno bueno, y otro malo, perturbando a las mentes ya de por si perturbadas y ansiosas que no saben qué hacer. Esto incrementará por supuesto los nervios y la ansiedad.




La Navidad se ha terminado, justo hoy oficialmente, con la fiesta del Bautismo del Señor, 8 de enero, día en el que se cumple un año que dio el pistoletazo de salida a toda una cadena de muertes inaugurando uno de los peores años que se recuerden: el 2016 y la muerte de David Bowie en el día de su cumpleaños. La Navidad se acabó, cada uno de vuelta a la rutina y adiós al estrés familiar, ese que obliga a mucho a pasar tiempo y cenas con gente que le desagrada, por mucho que sean sus familiares.
La cercanía de Polux a la luna llena nos dice que esos malos rollos entre parientes no se han terminado, sobre todo los concernientes a hermanos. Los mitos de los hermanos que se llevan fatal en una lucha por llamar la atención de la madre estarán a la orden del día, se revivirá esa energía Caín-Abel y una envidia exacerbada.
No muy acorde con el consejo y mensaje de esta luna, pues si de alguien hay que distanciarse y cortar el cordón umbilical, es de la propia madre. Una luna muy apropiada que invita a romper vínculos que se tienen que terminar como esa ley de vida del hijo que se debe independizar; no estamos diciendo que se tenga que romper el vínculo con la madre o el hogar materno en el sentido de olvidarse de ello, pero sí hay que avanzar sin ningún tipo de residuo de la vida pasada o de la infancia. Hay que estar libres de todo tipo de ataduras. Es normal y totalmente natural que uno tenga que volar del nido, y este nido puede ser ese vínculo con el hogar materno, o con un asunto del pasado que te impide seguir pero con el que estás muy a gusto (y que te impide seguir adelante), o no te olvidas de ese o esa ex, algo que te impide avanzar y que te tiene atado a una zona de comfort.
El empuje que nos pide esta luna es dejar atrás esa "cuna" de comodidad y romper las cadenas que no sirven para marcharse a la conquista de nuevas tierras/lugares/propósitos/objetivos en la vida. Una etapa de transición a la vida adulta en la que cual inmigrante que viene o emigrante que se va, se despide de la patria chica y se adentra en un mundo completamente distinto donde se espabila a base de enfrentarse a la vida por sí mismo; esa transición de abandonar la infancia a un mundo nuevo y desconocido como el emigrante que se lanza a una aventura en un país que no es el suyo, duele al princpio, hay diferencias con el idioma y el entendimiento, con la adaptación, con la comida (propias de Cáncer), con todo. Pero el que lo supera y puede con ello se termina por convertir en casi un modelo a seguir. No es fácil abandonar lo tuyo, tu patria, barrio, a tu mamá, tu nido.
Sea la emigración literal o figurada y sea cual sea el lugar del que te tengas que mover para ir a otro sitio/estado/fase, se necesita valor. Pues si algo tenemos esta generación de baby boomers y millenials es que estamos muy cómodos aún en sitios que ya requieren un cambio drástico, parecemos críos mayores que se aferran a lo viejo porque tememos lo nuevo. ¡¡Qué miedo nos da la idea del cambio!!

La Luna activada en su fase llena por la cuadratura cardinal con Urano cuadrando desde Aries, nos está diciendo que hay que liberarse de, residuo doméstico, de la casa materna (o una metáfora de la casa materna/útero en el que se está a gusto), buscar la independencia, ir por la vida solos y echarle bemoles a la cosa. Así que eviten competir contra un hermano por la atención de mamá ( o de la figura que represente a la madre) porque es totalmente contraproducente.
La figura de la madre se puede ver también no sólo en la propia mujer que nos trajo al mundo, sino en una esposa (los hay que se han casado con mujeres que parecen sus madres), o en la figura de una jefa (¿quién no conoce a esa jefa con complejo de matriarca y quién no ha tenido ese compañero de trabajo que parece su hijo edípico?), o una abuela puede perfectamente representar ese arquetipo de mujer primaria y matriarcal. Esta imagen de dos luchando por la atención de la mamá se podrá ver en empresas, dos empleados luchando a muerte por obtener la atención y aprobación del jefe o jefa (que normalmente pasa de sus empleados), o en partidos polítícos entre dos miembros que quieran la aprobación del líder, y así en un sinfín de entornos.


El camino a seguir, es la búsqueda de la independencia. Urano nos empuja a ello, Plutón nos pide transformación y el Sol se opone a esa vorágine de sentimientos a flor de piel como es la Luna en Cáncer. Júpiter suele ser un exagerado, y desde Libra expande y magnifica todo provocando que mucho lunático quiera llamar la atención de lo que ellos consideran "mamá" al estilo de lo que los americanos llaman "drama queen", que en España decimos "histéricos" sin más. Los locos de toda la vida, vaya. A los que seguís reality shows y demás programas seguro que veréis cómo más de una se tira de los pelos, porque a las mujeres esto les afecta considerablemente.
Será normal ver a más de uno, dos y tres montando pollos exagerados con emociones fuera de sí con tal de llamar la atención por cualquier tontería, como niños pequeños. Y las personas afectadas serán aquellas cuyos puntos importantes de la carta caigan en el grado 22º de los signos cardinales.

La cuadratura cardinal es curiosa, y esta vez está cargada de sorpresas, por Urano. La Luna cuadrando a Júpiter es muy propia de la gente que arriesga, que arriesga a lo bestia; en estos días los habrá que apuesten y no sólo económicamente, sino que se sumerjan en una empresa arriesgada y pueden pasar dos cosas: que ganen a lo bestia, o que el fracaso sea tremendamente a lo grande. Piénsenlo antes de decidirse por comenzar una empresa arriesgada. La Luna en conexión a Júpiter suele guardar una lección siempre.
Esta misma cuadratura con Urano reactiva traumas de la infancia no resueltos, incluídos aquellos traumas que se tienen con la madre. Resurgen asuntos del pasado, incómodos, pero que despiertan con la fuerza de Plutón porque siempre este planeta nos incita a despertar por algo. No cuenten con que haya apoyo alrededor pues con una cuadratura Luna-Urano no hay apego ni raíces, y estamos forzados a la independencia. Júpiter conjunto a Spica puede traer grandes "regalos cósmicos" de manera inesperada así como caídas en desgracia muy grandes.

La gran cruz celestial se vuelve fanática por la independencia, recordamos que el Año Nuevo empezó en el planeta con la Luna en Acuario así que los habrá que persigan su independencia personal con incluso fanatismo, lo que a un nivel socio-político se traduce como que muchos pueblos del planeta van marchando camino de su propia autonomía.

¿Cómo afecta esta luna a nivel internacional?
Tenemos que tener en cuenta que desde que Donald Trump salió elegido el pánico se ha apoderado de los terrícolas como si viniera el Armaggedon. Hay un caos tremendo y se va a notar bastante a medida que se acerque el día de la proclamación y jura del cargo.
La Luna Llena le cae a Trump en su casa XII por lo que este señor inaugura mandato lleno de enemigos poderosos, pero, ¿quién no en política?.
Todo el mundo está nervioso con esta nueva etapa que comienza ahora.



En España, la luna da de lleno y de bruces a Mariano Rajoy, un Aries con AC en Cáncer que recibe directaemnte los influjos de la lunación. El Sol opuesto a la Luna caen en su eje AC-DC por lo que de nuevo le salen oponentes, grandes oponentes que le van a poner el año difícil. Y éstos pueden estar dentro de su propio partido. Una vez más, la carta para España con Plutón y el Sol conjuntos en el MC de la Lunación coinciden en la casa X y la última vez que algo pasó similar falleció Rita Barberá, por lo que de nuevo alguien fallece dentro de las filas del Partido Popular, así como fallecerá una figura pública en una muerte literal o figurada; hay caídas de pedestales en el horizonte, así como enormes desprestigios, eventos que congregan al pueblo, que "afectan" a todo el pueblo español.
La casa IC de la lunación es el AC de Rajoy, por lo que un nuevo escándalo le pone en el punto de mira, quizás la polémica viene servida por su séquito de ministros. Se vislumbra un reemplazo, un cese, alguien es apartado de en medio y está cerca de la figura del Presidente del Gobierno.
Cuadratura que da muy de lleno a por ejemplo, Esperanza Aguirre dentro del PP.

Fuera de ese partido pero dentro de la política española, la cruz afecta totalmente a Pablo Iglesias, Alberto Garzón, en una pérdida de popularidad importante, y también está Susana Díaz, cuya imagen sufre una caída bastante notable así como se preveen pérdidas de aliados. El ambiente va a ser muy parecido al que se vivió en el año 2014 hasta el 2016.

Figuras internacionales con cartas influenciadas a los grados de la cuadratura están el Chapo Guzmán o el actor Denzel Washington.

La Casa Real Española no se queda atrás y esta configuración da de lleno, precisamente a la figura de Juan Carlos de Borbón; una noticia sobre su estado de salud será alarmante, así como un nuevo escándalo público de la consorte Letizia Ortiz que recibe el paso de Saturno sobre su Luna en la casa X de la imagen pública. El escándalo, que se ve en la casa IX de España, viene por parte de una publicación extranjera, que ha podido esquivar la censura que sigue imperando en España en cuanto a asuntos de Zarzuela se refiere. Las dos hijas de Felipe VI tienen su luna en Libra, signo afectadísimo por la cruz cardinal, por lo que la princesa heredera Leonor puede ser llamada a tener más imagen pública, por mucho que su madre (a quien le cuesta aceptar que son niñas públicas como princesas que son) se niegue a mostrarlas en público a menos que la ocasión sea forzosa.
¿Se está preparando una operación para que Felipe reine solo en compañía de su hija Leonor como figura dominante dejando a Letizia Ortiz de lado?.

Lo que llama la atención de esa Luna Llena en Cáncer en la casa IV de España es que tenemos dentro de la casa que representa nuestro pueblo, raíces, nuestra esencia, nada menos que la Luna del pueblo árabe. España objetivo del yihaidismo en un país que sube el nivel de alerta a 4/5 y en la fecha en la que se cumplen dos años de los atentados a Charlie Hebdo. Esa Luna está totalmente opuesta al Sol conjunto a Plutón, y Mercurio pasa hoy a su fase directa, sale de la retrogradación que ahora le pilla en Sagitario, por lo que en breve se cruzará con ese punto en el que se puso retrógrado, el grado 14º de Capricornio en el MC de la carta de la Luna Llena para España.
Se vuelven a vivir asuntos del pasado que pasan a ser enfatizados en el punto de la carta que habla de muertes públicas instantáneas, rápidas, como sucedidas dentro de un ataque.
Vamos a tener noticias sobre el yihaidismo, incluso se puede dar con un aviso de atentando, una operación en la que se detienen terroristas. Desgraciadamente esto parece no terminar nunca.

Las Lunas en Cáncer, y esto es muy importante, son muy dadas a las xenofobia. Es una luna propia del clan, defender lo suyo, protección para los seres queridos y su territorio, su hogar, la casa.
Basta con ver una nación bajo el signo de Cáncer como lo es Escocia, que entre sus antiguos clanes igual se llevaban a matar pero como tuvieran un enemigo común todos esos antagónicos clanes se unían con una fiereza espectacular para acabar con el invasor; pues la luna en Cáncer, todo lo que no corresponda a su clan, lo considera "Invasor, intruso, de fuera". La cuadratura de Urano en el pack evoca la figura de un líder liberador de su pueblo como lo fue William Wallace, el que luchó contra el invasor "de fuera".
Precisamente el actor Mel Gibson tiene la Luna en Cáncer y el Sol en Capricornio.



La primera lunación del año se inaugura con un debate sobre la mesa, un debate importante. Urano y Plutón no gustan mucho de lo políticamente correcto por lo que se hablarán las cosas sin tapujos.
Vamos a ver datos reales sobre la inmigración descontrolada, el paro, y otros importantes temas que conciernen al pueblo, y todo surge a raíz de un asunto oscuro de tintes funestos protagonizado por personas de fuera.

Esta luna bautiza el año con muchísima electricidad, influencia de Urano cuadrando a la cruz. Lo impredecible puede pasar en cualquier momento por lo que las sorpresas serán agradables y no tanto.
Muchos nervios, calambres, falta de descanso que se ceba con insomnio en muchísimas personas. Y está ese sentimiento de independencia que dará a este enero ese toque de tardía Saturnalia en la que muchos esclavos querrán romper cadenas y liberarse de ataduras que consideran tiránicas y dictatoriales.
Algunos se van a tomar muy en serio el espíritu de esta fiesta pagana y van a comenzar a faltarle el respeto a sus amos.


Nos vemos en las Estrellas.


Lectio Stellae












jueves, 5 de enero de 2017

The natal chart of Islam


When the section reach the twenty-seventh degree of Pisces, which is when Venus be at its peak, and the conjunction of Jupiter and Saturn take place in the sign of Scorpio, which is the indicator of the Arabs, the Arab dynasty will arise and there will be a prophet among them. Their strength and exaltation will remain as long as there be degrees of exaltation of Venus, that is eleven degrees approximately of the sign of Pisces. Their duration will be 610 years. Abu Masar (Arab astrologer) in his Kitab al-Qiranat.
Then Venus, which is the planet of the Arabs, will begin to ascend, until it reach its exaltation. And they will attain power, because the Ascendant of the conjunction is Libra, whose dominant is Venus, which will be in exaltation at the moment of conjunction. This indicates that they will reign for 1060 years. Hurmuzdafrid (Persian magi)


The Islamic community will last what the longest conjunction last, that is 960 years, until the conjunction again take place under the sign of Scorpio, just as it did at the beginning of Islam. And when the position of the stars change its shape and be no longer what it had when the conjunction of Islam, the strength of it will diminish or new forms of thought will arise that will necessarily cause differences of view. Teófilo (Byzantine astrologer)
Quoted by Abd el-Rahman Ibn-Jaldoun (1332-1406) in chapter 52 of his muqadima (introduction) to Universal History "which deals with the vicissitudes of dynasties and nations, and includes a discussion on predictions and a review on what is known as divination."
As the historian Ibn-Khaldun wrote
"Astrologers rely, to make their predictions about the dynasties, on astrological norms. When it comes to matters affecting everybody, such as empires or dynasties, they base on astral conjunctions, especially that of the two upper planets. It happens that the two upper planets come into conjunction once every 20 years. After one of them, another is produced in another sign of the same triplicity, and is repeated in the same way until it takes place twelve times for each triplicity, which requires 240 years."
After 240 years of conjunction in signs of one element, they move on to the next. From fire they go to earth, then to air, then to water, and turn again to fire. The conjunction every 20 years is the small one. When the conjunction after 240 years passes to signs of another element is called median. When the conjunction after 960 years repeats itself in the same degree of the same sign is called great.
"The Great Conjunction announces terrible events, such as changes of power or dynasty, or the passage of power from one people to another. The Median Conjunction announces the emergence of dissidents, preachers of new movements, or the ruin of cities and civilization that is based on them. The Small Conjunction indicates the appearance of people seeking to seize power."
Prophet Muhammad peace upon him was born on April 22, 571 in Mecca, under a conjunction of Jupiter and Saturn in Scorpio, the first in water sign in almost 7 centuries. Mohamed went unnoticed during his first 40 years of life, since the Koran was not revealed to him nor began to preach until 610. However, magi and stargazers assumed that something transcendental would happen that year 571.




The letter of the conjunction of Jupiter and Saturn in 3°31' Scorpio, which took place on August 31, 751, shows Venus dignified in his home sign at 20°18' Libra, as well calculated by the magi Hurmuzdafrid, although he failed for some hours the time when the conjunction would be exact, because the Ascendant calculated for lengths in the area nowadays known as Middle East is not in Libra, but in Gemini (the letter is drawn to Mecca); Nevertheless at that moment the Moon ascended in almost exact conjunction with the Ascendant, as corresponding to the religion of Half Moon. Those planets were not known in that age by stargazers, but Pluto regent of Scorpio in house 9 (religion) in opposition to Mercury signals a convulsion in religious ideas, Uranus regent of the ninth house in Aquarius forms a finger of God with the Moon and Mercury, and Neptune regent of the Midheaven in Pisces in the 11th house (the groups) indicates the emergence of a mass movement that would reach Power. As for the prediction of Abu-Masar, I understand that some copyist little versed in astrology must have made a mistake, changing Libra for Pisces.


Mohamed was born in the same year of the conjunction, on April 22 at 01:25 a.m.. Jupiter and Saturn dominated the ninth house (religion) in Scorpio sets to the South Node, opposed to the stellium formed by the Sun, Venus, Neptune and the North Node In house 3 (communication). It is clear that his Karma was to preach religion. Mars in conjunction with Lilith in 2°53' Cancer forms a large trine with the conjunction of Jupiter and Saturn in Scorpio and with Pluto in 28º Aquarius, indicating that he would be the head of a religion that would easily spread through Jihad.




The year 610 in which his revelation took place the conjunction was repeated, not in a water sign, but in Aquarius. At last the conjunction took place again in 13º44’ Scorpio, at 630, when Mecca, hometown of Muhammad (although he continued to reside in Medina where he died and was buried in 632), was seized with no resistance, which marked the definitive triumph of his movement. In the year 630 conjunction chart, Jupiter and Saturn are in house 3 in trine with Moon and with Mars in Cancer in house 7, and Pluto is in house 9; The Sun is at the bottom of Heaven, marking his triumph in his natal spot. 



The first caliphate, instituted at the death of Mohamed in 632 in the person of his successor Abu Baker, is marked by that conjunction in Scorpio of Jupiter and Saturn, in Trine with Moon and Mars in Cancer. Without the intention of making any exhaustive historical route, casually in the letter of the battle of Guadalete, with which the muslim dominion begins in Spain, these signs appear very dominant.


The battle of Guadalete took place at july 26, 711 in an indeterminate spot near the present city of Medina-Sidonia (Cádiz). There the last gothic king of Spain don Rodrigo was defeated and died by berbers troops commanded by Tarik. According to chroniclers, it was preceded by another 7 days of fighting, and began at dawn. 






Pluto the regent of Scorpio, sign of Islam, is along with the Sun on the Ascendant in Cancer, sign of North Africa and by and large Arabs. Mars and Lilith are in the Mid-Heaven, corresponding to a battle won thanks to the betrayal of a part of the goths. Neptune in the 9th house (the foreigner and religion) in Pisces, a water sign, indicates the new faith that is implanted in Spain. Jupiter and Saturn are already in Leo, but they have just a couple of years before done their conjunction in Cancer, or a triple conjunction if we tell Pluto.
The caliphate of the Abbasids lasted until 1258, when the mongol leader Hulagu Kan seized and sacked Baghdad and executed the last caliph Al-Mustasim. The 626-year span between 632 and 1258 fits rather well with the prediction of Abu-Masar, who had estimated it in 610 years. Surely Abu-Masar took into account that in 1186 began the Median Conjunction in signs of air, specifically in Libra. 60 years later (that is 3 small conjunctions) corresponds to the year 1246. The letter of the Sun eclipse that occurred on July 14 of that year, shortly before the conjunction, raised for Baghdad, shows the Sun eclipsed in the sign of Cancer, sharing the house 8 with Mars and Mercury, and Jupiter and Saturn culminating triumphantly in the house 10 in Libra, with Midheaven in the first degree of Libra. Libra is the sign attributed to China, Tibet and Mongolia since antiquity, so the conjunction in Libra had to have been for the Arab astrologers as the incontrovertible announcement of the mongol invasion. 



The Great Conjunction in Scorpio of 1425 marks the beginning of restoration of the power of Islam, now by the hand of the Ottoman Turks. The byzantine astrologer Theophilus considered that the repetition of the conjunction in Scorpio (at 854 years and not 960, because the median conjunctions do not add up but partly overlap themselves) would point to the definitive decline of Islam, and really marked a new boom, which precisely began by seizing his own country.


Constantinopla was conquered by Sultan Mehmed II in 1453, a few years after the second conjunction in water sign, now in Cancer. It is known that Mehmed ordered the final assault to begin on May 29, 1453 at 2 a.m., because it was when his stargazers had advised him that, and as can be seen, he was advised quite well. In fact, the city surrendered at 7 a.m. of that day. Jupiter is on the Ascendant in Aries, which is the best situation for the attacker. Saturn is in house 7, which augurs wretchedness for the enemy. Mars the regent of the Ascendant is in the fourth house, indicating that the Sultan was going to seize the city. House 4 was in Cancer and the Moon entered triumphantly in Scorpio, which augured the triumph of Islam. 



Sultan Selim finally conquered Egypt and the holy places of Mecca and Medina in 1517, assuming the title of Califa that until then boasted the deposed mamluk sultan of Egypt. The decline of the Ottoman Empire comes from the conjunction of 1603 in Sagittarius, with which the conjunctions begin in fire. Already in 1571 had been the battle of Lepanto. 

About the modern caliphates, we will try another day.





Tres Magos, Tres Sabios, Tres Astrólogos


Los Reyes Magos pertenecen a la tradición cristiana que dice que en la noche en la que nació Jesús de Nazaret "tres magos" acudieron al pesebre de Belén guiados por "la estrella de Belén" a adorar al niño, rey de los judíos y mesías, a quién le otorgaron los presentes del oro, el incienso y la mirra.
Sus nombres eran Melchor, Gaspar y Baltasar.






En España la noche del 5 de enero o la mañana del 6 (Epifanía del Señor) los niños y mayores reciben regalos (carbón para el que se porte mal), siguiendo así una tradición milenaria que también se celebra en los países hispanohablantes.

La mágica Noche de Reyes. Da igual la edad que se tenga, hoy todos somos niños. Y los hay que aún se acuestan con la ilusión de recibir la visita de Sus Majestades, los Reyes Magos.

¿Quiénes eran estos tres ilustres personajes?. En los evangelios se les llama "magos" pero en ninguno de ellos se les nombra por los nombres con los que les conocemos. Tampoco se dice en ningún escrito de la Biblia que fuesen reyes, ni que fueran tres. Quizás el número tres hace referencia al número de presentes que el niño-Dios recién nacido recibió aquella noche.
La tradición católica suele referirse a ellos como representantes de las religiones paganas de civilizaciones vecinas que serían las primeras en adoptar el Cristianismo primitivo como religión conversa. También se dice que puedieron ser los representantes de alguna casta sacerdotal de estos pueblos vecinos, y se ha apuntado fuerte a su pertenencia como seguidores de Zoroastro, en la llamada religión Mazdeísta; de una casta medo-persa del imperio aqueménida, uno de las primeras etapas del imperio persa.




La única referencia a los Reyes Magos aparece en el Evangelio de Mateo (2-1.2/ 2.12), única fuente bíblica que recoge el relato de como unos "magos" acuden que tras seguir una presunta estrella buscan al "rey de los judíos" que ha nacido en "Jerusalén" guiándoles dicha estrella hasta la pequeña ciudad de Belén.
"Beth.-lehem", cuyo significado es "La Casa del Pan" corresponde con la constelación de Virgo-la virgen con espiga (pan-cereal). Ya nos indicaría este dato que Jesús, el Pez-Piscis, tendría a Virgo en su casa IV ó IC o la X dentro de su carta natal (casas representantes de la madre y el nacimiento o familia de origen)

Hay otro buen puñado de evangelios apócrifos, y que hagan referencia a Sus Majestades lo podemos encontrar en el Evangelio de Tomás (el Gemelo-Géminis) que dice que en realidad estos magos llegaron con tres ejércitos, uno de Persia, otro de Babilonia y otro de Asía Menor (Turquía).
El Papa Benedicto XVI elaboró una curiosa e interesante teoría en su libro "La infancia de Jesús", pues según Su Santidad, los tres magos de Oriente vendrían nada menos que de la espectacular Tartessos, esa civilización ubicada en el triángulo de lo que hoy es Cádiz-Huelva-Sevilla, llamado hoy día Doñana (Inanna-Astarté), dando lugar a la alternativa de que Melchor, Gaspar, y Baltasar fuesen en realidad unos sabios andaluces. Un portavoz de la Conferencia Epsicopal aseguró que en ningún momento el Santo Padre asegurara que los Reyes Magos fuesen de Andalucía, pero las investigaciones de Benedicto XVI apuntaban a que los sabios/magos procedían no de Oriente, sino del extremo Occidente de la Tierra, que entonces eran las columnas de Hércules, Andalucía; Tartessos, la esplendorosa civilización situada en el extremo occidental de la Península Ibérica.



El Evangelista Mateo no especifica claramente la condición de estos "magos", y hubiera sido bastante increíble que en aquellos tiempos del primitivo cristianismo y del judaísmo contemporáneo a Jesús se les denominara "magos" pues esto haría referencia a la "hechicería" tan duramente penada por las tres religiones abrahámicas. Según el Evangelio, la visita de estos hombres tiene buen propósito, pues ellos acuden a "adorar al rey de los judíos" y la presencia de los magos provoca mucha desconfianza en el rey Herodes, que se asusta lo suyo al pensar que ese nuevo Mesías puede convertirse en una competencia para él y su reino. Parece ser que en algún momento Herodes y los magos se conocen personalmente y el monarca les ruega que averigüen dónde se sitúa el lugar de nacimiento del niño para poder de esa forma acabar con la vida del que sería su rival. Los magos no sospechan que el niño tuviera la característica que describe el rey, pero ellos le adoran, le entregan los obsequios y son prevenidos por un ángel sobre las verdaderas intenciones de Herodes, por lo que no regresan al palacio del soberano, sino que una vez finalizada su visita al pesebre de Belén se marchan provocando la ira del rey, que ordena matar a todos los niños menores de dos años naciendo así la horrenda matanza de los Santos Inocentes que se celebra el día 28 de diciembre. Para ese momentos, otro ángel se le aparece en sueños al patriarca José indicándole que visto el plan de Herodes, es preciso que coja a María y al niño recién nacido y se marche toda la familia a Egipto.



Ésta es la leyenda recogida en el Evangelio de Mateo, y así es como conocemos la tradición.
Y siempre asociamos a Melchor, Gaspar y Baltasar siendo guiados por una estrella, y en ningún escrito de la Biblia aparece la mención a que estos tres hombres fuesen astrólogos o astrónomos.

Para seguir a una estrella y conocer los movimientos de los astros, se precisan unos conocimientos básicos en el maravilloso arte de la astrología, por ello la tradición más extendida es que estos "magos", eran realmente astrólogos.

A Jesucristo se le conoce entre otras muchas cosas como "El Pez", el pez era su símbolo en la primitiva comunidad cristiana y con el pez se reconocían entre ellos los miembros del Cristianismo de la Primera Iglesia; era con este símbolo que escribían en paredes y lugares públicos de la ciudad de Roma para comunicarse secretamente de dónde se reunirían para escuchar los sermones de Pedro, aquel apóstol que negó tres veces a Jesús antes de que cantase el gallo, y que acabó siendo "la primera piedra" sobre la que se construye "la Iglesia".




Este hecho histórico de los cristianos ocultos y perseguidos que se amparaban bajo el signo del pez se recoge en la película Quo Vadis.



De peces entendían un rato los apóstoles, pues la mayoría de ellos eran pescadores, como Pedro, por ejemplo, el primer Papa de la Historia Cristiana.

¿Qué estrella siguieron Melchor, Gaspar y Baltasar?. Como se ha publicado en este blog, el fenómeno astrológico que se dio entre los años 7 a.C y el 6 a.C fue el stellium que se formó entre Sol, Luna, Saturno, Júpiter y Urano en el signo de Piscis, cuyo dibujo forma parte de la portada de este blog. Este evento daría comienzo a la Era de Piscis de unos 2000 años aproximadamente en el que nuestra cultura occidental de tradición judeocristiana se basa en el nacimiento y existencia del hombre más famoso de la Historia: Jesús de Nazaret.
Sólo un líder de masas que cambia la Historia y funda su propia iglesia pudo nacer bajo esa influencia de extrema fuerza espiritual tan ligada a las aguas en la que los cristianos se introducen desde que nacen a través del rito del bautismo.

La palabra "mago" proviene de la lengua elamita, una lengua muerta que se habló a comienzos del Imperio Persa, "ma-ku-ish-ti", que deriva al persa "ma-gu-u-sha", de ahí pasa al acadio (lengua semítica que se habló en Mesopotamia) "ma-gu-shu"; llega al griego como "magós-magoi" hasta terminar en la madre de nuestra lengua "magí,magister" en latín siendo evolucionado el vocablo en "mago" en español.
Como se ha escrito arriba, bastante improbable que en la tradición católica se permitiese la presencia de unos brujos/magos/hechiceros campando a sus anchas en las cercanías de la cuna del Mesías y que este hecho no haya sido censurado en la Biblia.

Sus nombres, Melchor, Gaspar y Baltasar tienen un origen y también una leyenda; la primera vez que se sabe de los nombres de estos magos aparece en el siglo VI en la iglesia de San Apolinar Nuevo, en Rávena (Italia); estos nombres eran Apellicon, Amerín y Damascón, que en hebreo pasan a ser Malgalath, Serakin y Galgalath.
Melchor es un nombre de origen hebreo que proviene de Melkior y significa "rey de la luz"; se le representa con la piel clara y el pelo canoso/rubio, como alegoría de los pueblos europeos nórdicos. Sería según la leyenda el mago que provenía desde Europa.
Gaspar es un nombre de origen incierto, aunque todo apunta que provenga del sirio Gushnassaph o del persa Kansbar,significando ambos "administrador del tesoro", por extensión, "el que guarda los bienes de Dios" (¿sería Gaspar el encargado de llevar el oro?). Antiguamente se le representaba con barba oscura, en representación a los pueblos de Asia; hay por ahí incluso una leyenda en la que se dice que venía de Mongolia. En la película Ben-Hur, Gaspar es más bien tirando a árabe muy moreno, y es un sabio que se deja caer por Judea para prestarle sus caballos a Judá Ben-Hur en tiempos de Jesús. En la película Gaspar está presente en la Pasión y Crucifixión comunicando al héroe Ben-Hur que lo que está viendo es un horror que le produce mucha pena pues "aún me acuerdo de cuando fui a Belén a entregarle presentes el día que nació". La tradición moderna le caracteriza como un simpático pelirrojo, y así es como nos gusta que nuestro rey luzca en la imaginería popular.
Baltasar es el conocido popularmente como "el negrito"; el nombre proviene del asirio Bel-tas-assar, "que El (Dios) proteja al Rey". Representaba la juventud del hombre, portador de la mirra. La Iglesia Católica en afán por universalizar la religión y para tener a todos los pueblos contentos, decide representarlo como un hombre de raza negra.
"Magi, magister" derivó al "Maestro" del español y de ahí que tengamos en nuestra lengua el término "magisterio", que explica la enseñanza o docencia, por lo que tomando las referencias de este batiburrillo, podríamos decir que Melchor, Gaspar y Baltasar, eran unos maestros sabios versados en algún conocimiento, ¿cómo pudieron ellos conocer el significado del evento celestial único que estaba teniendo lugar en el cielo por aquellos días?.
Conociendo la Astrología.



La tradición más extendida sobre la leyenda de los Reyes Magos les adjudica el rol de astrólogos, y por ello, hace unas décadas, el astrólogo uruguayo Boris Cristoff propuso que el Día Internacional del Astrólogo pasase a ser celebrado el 6 de enero, día de Reyes o Epifanía del Señor, en lugar de celebrarse durante el equinoccio de Primavera, entre el 20-21 de marzo, cuando el Sol entra en Aries y da comienzo el año astrológico tropical.

http://www.jbrignone.com.ar/diadelastrologo.html

 Coincide esta fecha con el año Norouz o nuevo iraní, no por ello se dice es la tierra de origen de los Reyes Magos de Oriente.
Y por las cercanías del equinoccio de primavera nacería el Mesías Jesús de Nazaret, teoría que se ha desarrollado en este blog.
Muchos entusiastas de la Astrología debaten cuál debería ser el Día Internacional de nuestra disciplina, si en enero o en marzo, por lo que el debate quedó abierto unos años atrás quedando en el aire la siguiente teoría: el equinoccio de primavera sería el Día Internacional de la Astrología (el arte, the craft, la disciplina) y el día 6 de enero sería más para la figura del astrólogo, el intérprete de las estrellas, en honor a Sus Majestades los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar.

La idea es buenísima, tener dos días para nosotros, uno para nuestro campo y otro para nuestra figura, día celebrado el 6 de enero.

Por ello, en esta mágica Noche de Reyes, y en honor a los Tres Sabios, que eran Tres Magos, que supieron leer e interpretar las estrellas y por lo tanto, en honor a estos Tres Astrólogos, os deseo a todos unos Felices Reyes y un feliz Día del Astrólogo mañana día 6 de enero.

"Les parecerá ingenuo, pero yo cada vez que paso por aquí en estas fechas, no puedo dejar de mirar"





 Feliz Día del Astrólogo.


Os espero, aquí, como los Reyes Magos, leyendo las Estrellas


Lectio Stellae


Bibliografía de la cual se ha extraído el origen y significado de los nombres de los Reyes Magos, tomada de "Un nombre para toda la vida", de Oscar Vicens, ed Ágata, pub. 1998.


martes, 3 de enero de 2017

El supuesto año nuevo del supuesto 2017


Claro que agradezco las felicitaciones recibidas y me sumo a los buenos deseos y al jolgorio general propios de estas fechas, pero debo advertir que, aunque el 1 de enero a las 0 horas, como todo lo que se celebra y se conmemora, tiene un significado astrológico, en realidad el año astrológico comienza en torno al 21 de marzo con el 0 de Aries. El 24 y el 25 de diciembre tuvieron su significado celeste en otra época, pero el desfase del calendario empleado entonces se lo hizo perder. El año 2017 de nuestra era, si nos atuviéramos a la efemérides histórica que supuestamente la inicia, debería de ser más bien el 2023. Finalmente, el acontecimiento que inauguró la era se celebra el 25 de diciembre porque el Cristianismo en su día tuvo que asimilar a otras tradiciones más antiguas, pero los astrólogos tenemos serios motivos para sostener que Jesucristo en realidad nació un 1 de marzo muy especial, porque tenía que ser muy Piscis.   
Los sumerios, caldeos y persas celebraban su año nuevo con el equinoccio de primavera, y precisamente hace 4.000 años, cuando se comenzó a practicar Astrología en Sumeria, el día del solsticio de primavera el Sol transitaba por la constelación de Aries. Mucho después se supo que las estrellas fijas no eran tales, sino que se movían a razón de unos tres grados cada dos siglos, es decir los 30 grados de un signo zodiacal tropical cada 2.000 años, se distinguió entre zodiaco de las constelaciones o sideral y zodiaco de los signos o tropical, y se estableció que el punto vernal, donde se produce la intersección entre eclíptica y ecuador y por donde transita el Sol el día del equinoccio de primavera, era el 0 del signo tropical de Aries, y a partir de ahí se trazaban los 12 signos tropicales, que toman su nombre del de la constelación con la que más o menos coincidían hace unos 2.000 años. Por eso el año astrológico comienza el 21 de marzo con el 0 de Aries, y es entonces cuando se traza la carta de revolución solar de ese año solar para cada lugar concreto.
Los antiguos romanos seguían esa tradición y comenzaban su año en marzo con el solsticio, mes de Marte porque era con el comienzo del buen tiempo que se reanudaban las guerras interrumpidas con el invierno. A partir del año 153 A.C. el comienzo del año se adelantó al 1 de enero, ya que la creciente complejidad de sus campañas militares obligaba a elegir antes a los cónsules de ese año, para que pudieran hacer los preparativos necesarios con la antelación suficiente.
Cuando el año 46 A.C. Julio César instituyó su calendario juliano, a fin de corregir el desbarajuste existente, el solsticio de invierno y celebración del nacimiento del Sol invicto caía el 25 de diciembre. El año juliano es de 365,25 días por año, con 3 años normales de 365 días y un año bisiesto de 366 cada 4 años. No obstante, la duración real del año solar no es de 365,25 días, sino de 365, 2425. Los años julianos se adelantaban respecto de los años solares 1 día cada 128 años, lo que llevó a que para el 354 D.C., cuando el papa Liberio decretó que el nacimiento de Jesucristo se celebrara el 25 de diciembre, ya no coincidiera con el solsticio de invierno, que se había desplazado al 21 de diciembre. El 0 de Capricornio tiene significado astrológico, pero como fase final del ciclo anual que comenzó con el 0 de Aries.      
¿Por qué digo que no estamos en el 2017 de la era cristiana? Porque Jesucristo no pudo nacer en el año 1, si el rey Herodes que ordenó la muerte de los inocentes de Bethlehem a fin de eliminarlo ya había muerto el 4 A.C.. El rey Herodes decretó la muerte de todos los niños menores de dos años que hubiera en Betlehem, por lo que Jesucristo debió de nacer entre el 7 A.C. y el 4 A.C.. 


Para afinar tanto el año como día de nacimiento contamos con la ayuda de la Astrología. Recoge el evangelio de San Mateo que unos magos “vinieron del oriente a Jerusalem” diciendo “¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su stellium hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.” San Mateo no detalla su número ni sus nombres, que fueron objeto de tradiciones posteriores, aunque su origen tiene que ser persa, ya que emplea el término “magos” (magoi en el original en griego).  Entre febrero del 7 A.C. y febrero del 6 .C. Júpiter y Saturno transitaron por Piscis, haciendo conjunción triple en mayo, octubre y diciembre del 7 A.C.. ¿Qué mejor stellium (conjunción) que la gran conjunción de Júpiter y Saturno en Piscis, la última del ciclo de conjunciones en signos de agua? Eso ya lo advirtió Kepler en 1613, aunque él pensaba que la estrella de los Magos era una estrella nueva, es decir una nova, similar a aquélla que él había observado en 1604, que coincidiría con la conjunción Júpiter-Saturno del año 7 A.C. en modo similar a la del año 1604 D.C., estando relacionada la primera con el nacimiento del Cristianismo, y la segunda con la Reforma.
Algunos astrólogos, empeñados en interpretar el texto del Evangelio "nacido de una virgen" como "nacido en el signo de la Virgen", sitúan el nacimiento de Jesucristo entre el 14 y el 15 de septiembre del 7 A.C., de forma que el Sol natal situado en 19º Virgo esté en oposición con la conjunción de Júpiter y Saturno en 19º Piscis. Ello coincidiría con la tradición astrológica esenia que atribuye a los nacidos en el primer decanato de Aries y en el tercero de Virgo la máxima proporción de 9 partes de luz y 0 partes de tinieblas.
La fecha preferida personalmente por mí para situar el nacimiento de Jesucristo es el 1 de marzo de 7 AC, porque es el momento de máxima concentración de planetas (Sol, Luna, Venus, Júpiter, Saturno y Urano) en Piscis, lo que representaría el comienzo de la era de Piscis. Ese día los magos verían un gran stellium sobre el fondo de la constelación de Piscis (el stellium de Belén). No otro significado tiene la fotografía de la portada de este blog. Evidentemente un héroe solar debe nacer con la Luna Nueva anterior al solsticio de primavera. Su martirio y resurrección coincidirían con la Luna Llena posterior (Pascua judía o Pesaj), siendo el domingo de resurrección el inmediatamente siguiente a dicha Luna Llena.
El astrólogo Don Jacobs (1927-1981), quien pasó su vida estudiando esta carta, sitúa la hora de nacimiento a las 1:21 a.m.. Aparte de que la tradición sitúa el nacimiento a la medianoche, es normal que una gran figura religiosa tenga los planetas de su carta concentrados en el eje casa 3- casa 9. Igualmente el Ascendente en Sagitario. Los magos no lo conocían, pero Plutón y Marte en Virgo en la casa 9 opuesto al stellium en Piscis en la casa 3 es señal de quien va romper con el orden establecido hasta entonces, y va a pasar por grandes pruebas. El signo de la Virgen tiene protagonismo en la carta, porque el Medio Cielo, el lugar de la madre, está en 26º Virgo justo haciendo conjunción con la estrella Spica (que hace 2023 años estaba casi 30º retrasada respecto de la posición actual). Neptuno en la casa 11 (los amigos y los grupos) en trígono con la Luna Nueva es propio de quien va a tener discípulos y va a fundar su iglesia.

Dios salve a la Reina: 2017, año clave para la casa Windsor





Rumores de abdicación de la reina Elizabeth II del Reino Unido.
Un resfriado que padece su Graciosa Majestad ha hecho que un montón de lenguas anabolenas aseguren que esté en realidad más enferma de lo que pensamos, así como la importancia que se le está dando al papel institucional de su nieto William, como si le estuvieran preparando el camino a seguir cual sucesor. Les recordamos que antes que William va su padre Charles, que según su carta astral, sí que va a ser rey, un rey tardío, pero reinará.
¿Una mujer que se ha dedicado a ser más reina que mujer está preparando su abdicación? La astrología de la reina de Inglaterra nos indica que ella, con un sentido del deber extraordinario, morirá con las botas, mejor, con la corona puesta.

Elizabeth nació con el Sol en el grado crítico 0º de Tauro, un 21 de abril de 1926, antes de que se pudiera conseguir su hora exacta de nacimiento gracias a los registros reales, se la consideró durante mucho tiempo como una Aries; casaría bien, pues Aries es el signo de Inglaterra como país (pero no del Reino Unido).
En la casa real Windsor han abundado los Cáncer, Tauro, Escorpio y Capricornio.
El príncipe William es Sol y Luna en Cáncer, su consorte tiene la Luna en el mismo signo; Diana Spencer era Cáncer con ascendente en Sagitario teniendo madre e hijo dos cartas natales casi idénticas y de ahí se explicaría la unión espiritual entre ambos. Harry por su parte es un Virgo con ascendente en Capricornio que tiene más madera de rey que su hermano, y se parece más a la abuela Lilibeth de lo que pensamos.
William fue a nacer en un eclipse de Sol en Cáncer que se consideró en su día una Luna Roja, en pleno solsticio de verano del año 1982. Su tío abuelo David/Edward, duque de Windsor, nació con la misma Luna Roja, y años más tarde abdicaría (provocando una escandalera tremenda) presuntamente "por amor" a la divorciada americana Wallis Simpson. Lo que no aclararon es que le invitaron a abdicar cuando se supo la cercanía de los duques de Windsor a Adolph Hitler.

La astrología nos hace pensar que de reinar William, tendría un reinado muy corto.

¿Qué está pasando en Buckingham? ¿Ocultan algo con la reina?

En la carta de la reina se ve ese AC en Capricornio regido por Saturno en Escorpio que ya nos habla de una persona que aunque no estaba destinada a reinar, nacería con una obligación familiar karmática. Igual tenían planeado para ella el ser princesa de York, pero los astros le otorgaron una herencia que se remonta a generaciones familiares anteriores. Y no lo ha hecho nada mal.

Saturno en Escorpio es una obligación que lleva una lección de vida, normalmente las personas que nacen con esta configuración arrastran un karma familiar que deben resolver o con el que deben lidiar en su vida, y les llega de golpe cuando se acerca la edad de los 29 años, o el llamado primer retorno de Saturno, cuando la sombra de una muerte física o no asoma en su entorno más cercano.
 A la reina le tocó con diez años asumir que un día llevaría el control de su vasta nación con colonias de ultramar, y cuando cumplió los 25 años se enfrentó a la muerte de su padre que conllevó la herencia de una pesada carga: la corona del Reino Unido.
Las personas con Saturno en Escorpio suelen tener que debatirse entre la obligación y la familia o el placer, y ahí está la famosa frase de la reina sobre su matrimonio: "yo no pido que el duque me sea fiel, sino leal", refiriéndose a lo que ella esperaba del guapo marido, el entonces príncipe griego (de raza germánica) Phillip, que ha cumplido con escrupulosa lealtad su papel de consorte de la reina.
Para un hombre y más un hombre de aquella época, no ha tenido que ser nada nada fácil el ser la sombra de su esposa, una mujer realmente poderosa. Por ahí andan las biografías que hablan de las numerosas infidelidades del duque de Edimburgo a su real esposa que a ella, por mucho que le hayan dolido, la han tenido que hacer mirar para otro lado y seguir al frente de su potencia.
Se destaca en la carta de la reina Leo en su casa VII de las relaciones advirtiendo que se casaría con alguien de status (un príncipe descendiente del Zar de Rusia) y ese Neptuno en Leo que denota que ella ha tenido que sufrir infidelidades pero...que probablamente también las haya cometido. (Miren por la red info al respecto de Lord Porcherster, Porchie para los amigos).





Han habido datos destacables entre la carta de la reina con la carta del año nuevo británico.
En la carta /arriba) de la reina podemos ver a Libra ocupando gran parte de la casa VIII, cuyo regene Venus se encuentra en la casa I, lo que augura una muerte tranquila, plácida y quizás rodeada de líquido (Piscis) y a su vez muerte dulce y dentro de su propia casa, pues el final de finales está en la casa IV donde anda el Sol de la monarca. Tanto el regente de la VIII como de la IC es el mismo: Venus, exaltado en la carta y en la gran casa I. Ese Sol es el símbolo de lo que esta mujer significa para su país, ella es Inglaterra, y el día que falte probablemente desaparezca la monarquía tal y como la conocemos hoy. También habla de su status de matriarca a la que ni tosen y todos respetan dentro de su propia familia; las reinas no son madres dedicadas, ellas tienen otro papel, pero como líder del clan, ella unifica a su familia (regente de exaltado) y también dejando que su prole viva una vida independiente pero sin faltar al deber real.
Esa conjunción Marte-Júpiter de la casa I en Acuario siendo los planetas regentes de la III y X respectivamente nos habla de los escándalos que han dado sus familiares, desde su difunta hermana Margaret Rose (casa III) pasando por sus hijos. Los escándalos los dan otros, su familia, no ella.
La conjunción nos indica que ya pueden cometer muchos deslices que parecieran estar perdonados tanto por la madre como por el pueblo, el único deber impuesto por la reina es el respecto y lealtad para con ella y por lo tanto, para la corona, o como ellos llaman a la empresa familiar, The Firm, como si de una empresa (que lo es) se tratase.

Los tránsitos para la reina en este 2017 son duros. Plutón transita sobre su AC ahora mismo así como Mercurio retrógrado, opuestos a la casa DC y VII de las relaciones donde está el Plutón natal de la soberana así como el Nodo Norte. Mal asunto cuando los Plutones en tránsito y natal coinciden en oposición en los ejes importantes. Plutón, recordemos, es entre otras muchas cosas, la muerte misma.
La Luna, regente de ese DC cancriano, se encuentra en Leo en VII, indicando aquí una reina vocacional, que aunque no se imaginaba que acabaría sentada en el trono, estaba llamada para esa tarea nada fácil. Es una reina de las que nacen y no se hacen, y de las que ya no quedan.

La casa VIII de la reina recae entre los signos de Virgo y Libra. Aquí reside ese punto que alarma bastante, pues coincide bastante con la carta del Año Nuevo británico 2017:



Las Islas Británicas dieron la bienvenida al 2017 el pasado día 1 de enero a las 00:00 horas, como todo el planeta (cada país a su tiempo, claro).
Observen dónde se sitúa el AC de la carta del evento del cambio de año: en Libra, que es la casa VIII de la reina. Júpiter se sitúa en el AC y este planeta es el rey, de los dioses. Hace Júpiter en Libra trino al Júpiter natal de la soberana, y el regente de ese AC es Venus en Piscis, exaltado en Piscis, así como lo está en la carta de su Graciosa Majestad. Piscis se sitúa entre las casas V y VI del evento, y la casa VI es la casa de la enfermedad, donde transita ahora mismo Quirón, la herida. Piscis se sitúa en la casa II de la reina, que es la casa opuesta a la VIII, la muerte. Un cambio muy brusco para ella en este año 2017. La Luna del evento recayó en Acuario (el país estrena independencia de la UE) y esa Luna en tránsito cayó sobre la casa I de la reina: el foco de atención en cuanto empieza el año es ella misma.
Urano, regente de esa importante Luna, cae en Aries en la casa VII del evento, y ese punto del grado 21º de Aries está en la casa II de la monarca opuesto a la casa VIII, otra vez más la transformación de la muerte aparece por aquí.
Júpiter transita en estos momentos por la casa VIII en Libra de la reina, siendo Júpiter un importante planeta a la hora de hablar de cambios de plano, como cuando los humanos dejamos de existir en la Tierra para un vez muerta la carne, el alma alcance otros niveles.

¿Qué le está pasando a la reina Elizabeth? Es este un año en el que se produce la muerte física o metafórica de esta mujer en la que un "cambio de mundo o plano" se puede hacer real?.




El signo de Cáncer situado en el MC de la carta del año nuevo tiene como regente esa Luna en Acuario de las casa V y VI anunciando un evento de magnitud pública en la ciudad de Londres (del signo Cáncer) que sucede de repente: Luna en Acuario en la casa del fin de finales.
Simbólicamente, la reina es la "madre" de la nación, la madre es la Luna y el signo de Cáncer, signo que tienen el príncipe William y su hijo George en el Sol de sus cartas natales.

Leo, signo de la monarquía, se lleva fatal con Acuario como opuestos que son. El Sol del evento que rige esa parte de la X (lo público, la realeza) cae en la casa IV del evento de año nuevo conjunto a Plutón...en la casa del final de finales, una vez más.

Algo se termina en Gran Bretaña en este 2017.

¿Qué hay del eterno heredero el príncipe Charles de Gales?
Observar su carta es mirar la carta de alguien que nace con el signo de la monarquía muy remarcado, nada menos que Leo en el AC con Plutón, una posición super poderosa. Toda la vida hablando de que este hombre no reinará y lo hará. Igual antes de lo que se piensa. Plutón en el AC es la transformación que sufrirá este hombre cuando le toque pillar trono; ese signo de Leo que en el evento del año nuevo cae en la X de lo público y de los ascensos es el AC de Charles, así como la Luna en Acuario se sitúa en la casa VII de la relaciones (la princesa Diana tenía la Luna en ese signo), opuesta al AC y al Plutón del príncipe. La Luna del evento se opone al Plutón del heredero: el poder de la madre, se recibe poder via la madre y la casa VIII de Charles tiene en parte a ese Acuario: la herencia que le ha tocado en vida. Herencia repentina y sin avisar, tocada por la Luna del día 1 de enero de 2017 que se opone al Plutón de nacimiento.



Charles nace con la Luna en Aries en el punto exacto en el que su madre tiene el Sol, por lo que ambos están destinados, son madre e hijo karmáticos unidos de nuevo por esa tradición familiar de la monarquía. Aries y Tauro con la Luna y el Nodo Norte del príncipe en la casa pública y de la profesión del de Gales se sitúan en la casa III de la madre, quizás a la reina le haya invadido la idea de la abdicación sobre su hijo pero está llamada por el deber, si por ella fuera, ya hubiese dejado la corona en manos de Charles, pero se debe a lo que se espera de ella.
La casa VI de Charles tiene a Capricornio cuyo regente Saturno se sitúa en la I en Virgo, indicaría una resistencia muy fuerte a la enfermedad, pero esa casa VI es la casa I de la madre y por lo tanto, la casa VIII derivada, otra vez la muerte se remarca aquí. Capricornio en la VI del príncipe es la IC del final de finales del evento de año nuevo que tiene como se ha dicho, a Plutón y Mercurio retrógrado transitando en esos puntos.
El AC de la reina (la persona) y la casa VI del príncipe (la obligación), tocados por Plutón conjunto a Mercurio retrógrado siendo ésta la casa IC ó IV: el pueblo, el origen, la familia y el final, representados en la carta del evento.
Leo en el AC y ese Nodo Norte en la casa X pública de la profesión, nos indican que aquí estamos ante la carta de un rey, y que será un rey por  karma, pues Cáncer (la madre, Londres, signo familiar) está en la casa XII del heredero.

Repasemos la carta del príncipe William.

A los monarcas y futuros reyes se les suele mirar la casa XII y la casa VIII, pues habla de la vida pasada, del karma, de las tareas que les toca por haber nacido donde les ha tocado nacer y sobre todo la herencia, teniendo en cuenta que el cargo se lo ganan por tener, la mayoría de ellos, el honor de haber sido los primogénitos de la familia.
Leo se sitúa en la casa VIII del hijo de Lady Di, a Wills le tocó desde que nació heredar un reino. El Sol se sitúa en el signo de Cáncer en la casa VII conjunto a la Luna, una Luna Nueva con eclipse solar que se dio el día que nació William de Gales. El Nodo Norte acompaña este combo, por lo que aquí se remarca ese matrimonio con una Luna en Cáncer como lo es Kate Middleton, y el matrimonio simbólico con su patria. Muy a su pesar, pues parece que a William no le hace ni pizca de gracia cargar con todo el peso de la corona.
El AC en el grado 27º de Sagitario, tiene toda la culpa, y encima anda Neptuno conjunto al punto más importante de la carta; el primogénito de Charles, se horroriza ante el compromiso que le ha tocado en vida. Comparte con la difunta Diana el mismo AC y el mismo signo solar, siendo ambos tremendamente parecidos astrológicamente: taciturnos, melancólicos, muy infantiles y pueriles y con desbarajustes emocionales. William es como un niño grande con un tremendo complejo de Edipo poco preparado para el brutal destino que le espera, por muy popular que sea, no tiene madera de rey, pues el regente de su herencia está conjunto a una Luna que habla de un niño que no terminó de desarrollarse bien, un niño grande con un problemón emocional severo. El príncipe tuvo que ver cómo sus padres se divorciaban en medio de un escándalo mundial y años más tarde ver como la madre fallece trágicamente y el padre se casa con la amante que tuvo toda la vida.
Nada fácil de digerir. Por cierto, Camilla es Cáncer también.



El MC del príncipe está situado en Escorpio en el signo de su padre, estando Marte y Plutón, regentes de ese MC en Libra; Marte aquí no gusta nada de luchar sino de evadirse. Ese MC está recibiendo ahora mismo el paso de Júpiter en tránsito que en una persona normal sería el ascenso laboral, en un príncipe, la subida del cargo. Él siendo heredero del heredero pasaría a una promoción: heredero.
Como nacido en el año 1982 recibirá el paso de Júpiter en su Plutón natal más la oposición del rey de dioses al anárquico Urano: le viene el cargo por sorpresa, por la tragedia y por un revés del destino.
Saturno exaltado en Libra en la casa IX habla de la responsabilidad para con su status y le recuerda la escrupulosa imagen que tiene que dar ante el pueblo, intentando evitar no parecerse a lo que hicieron sus padres antaño con los escándalos públicos.
Libra y Escorpio en los puntos más altos de la carta de William coincide con ese Libra en el AC de la carta del Año Nuevo más con el Libra de la casa IC de Charles o final de finales junto con el Libra de la casa VIII de su abuela, la reina Elizabeth.

No hay fuentes fiables sobre la hora de nacimiento de la Capricornio Kate Middleton, por lo que su carta no es fiable. Algunos dan AC en Tauro, me inclino por un AC en Libra, que si fuese cierto coincidiría con el AC de la carta del evento de Año Nuevo.
La antaño plebeya recibe como su marido, el paso de Júpiter sobre su Plutón natal y la misma oposición de Urano. Es generacional y de vital importancia para los nacidos en el año 82.
Una completa misión de vida, como si estuviera este matrimonio llamado a subir el cargo, pero con el obstáculo que tienen ellos mismos: no están preparados para soportar la presión.
La Luna en la que nació William nos habla de una interrupción del reinado, algo que acaba de golpe, como le pasó al duque de Windsor.

No se puede terminar sin mentar a Regulus, la estrella de los mandatarios, caídas o encumbramientos. La reina la tiene en la casa VII de las relaciones enfatizada con la Luna natal; Charles en el AC, por lo que será rey (y un rey algo tremendo por cierto), y el príncipe William  en la casa VIII de la muerte. ¿Rey muerto? ¿Depuesto? ¿Abdicación?


Algo está pasando en el Reino Unido, algo pasa con la reina, algo se termina y algo comienza de nuevo.

Ya sería casualidad que se diera un final en el mismo año en el que se celebra el 20 aniversario de la muerte de Diana de Gales. 2017 será el año incómodo para la casa real Windsor.


Nos vemos en las estrellas.


Lectio Stellae