.

.
BALTASAR: ¡Dios vos salve, señor!; ¿sodes vos estrellero? Decidme la verdad, de vos saberlo quiero. GASPAR: ¿Vedes tal maravilla? Nacida es una estrella. MELCHOR: Nacido es el Criador, que de las gentes es señor. Auto de los Reyes Magos

viernes, 29 de julio de 2016

Hillary Clinton, el terrrorismo y los planetas maléficos en la carta natal



Hillary Clinton tiene una carta natal nefasta. Lo más destacable es un stellium de planetas maléficos (Plutón, Saturno y Marte) conjuntos con la estrella fija Dubhe, estrella también maléfica de naturaleza marciana, en Leo signo de fuego en su casa novena (el extranjero) en cuadratura con su Ascendente en Escorpio. Venus regente de la casa 7 en tauro (los enemigos declarados) y Mercurio regente de su Medio Cielo en Virgo, están en conjunción exacta con ese Ascendente en el grado 22º de Escorpio, sobre la estrella fija Unuk o “Cuello de la Serpiente”, estrella que "tiene una influencia combinada saturnino marciana que se muestra en forma peligrosa y destructiva". Tener a tres planetas maléficos juntos significa que sus efectos nefastos se amplifican y refuerzan entre sí. Ningún asesoramiento astrológico tuvo quien designó a una persona con esa casa novena tan cargada de maléficos como secretaria de estado, la responsable de las relaciones con el extranjero.





Por otra parte Lilith, la reina de las mentiras y el engaño, está en el último grado de Capricornio en la cúspide de la casa 3, la de la comunicación, en cuadratura con su Sol natal en los 2º de Escorpio. Representando el Sol al cónyuge en una carta natal femenina, ese aspecto con Lilith indica infidelidad.

Insisto tanto en el tema porque, si analizamos las cartas natales de terroristas famosos, veremos que todos ellos tienen aspectos tensos entre Marte, Plutón, Saturno y/o Lilith. Me cuadra mejor el Lilith medio que el verdadero. Por supuesto que no todo aquél que tenga esos aspectos en su carta natal tiene necesariamente que convertirse en terrorista; las circunstancias personales también importan mucho. Hillary Clinton nació en un país desarrollado en una buena familia conservadora, y se casó con un importante abogado que llegó a presidente; por eso su mala inclinación no se ha manifestado más que cuando fue secretaria de Estado y pudo promover guerras y otras acciones cuestionables. Si hubiera nacido pobre en otro país, hubiera tirado cócteles molotov o hubiera puesto bombas. No permita el Cielo que salga elegida presidenta, pero desgraciadamente todo apunta a ello.





La carta natal de Guy Fawkes es la menos evidente, pero tiene un hermoso "dedo de Dios" (dos quincuncios) entre Plutón, Saturno y Marte. Lilith está en la casa 10.


















Gavrilo Princip, autor del asesinato del archiduque Francisco Fernando de Habsburgo en Sarajevo, que provocó la I Guerra Mundial, tenía a Marte y Saturno en oposición exacta haciendo una T con Lilith, y con Plutón en trígono. Saturno estaba en el Medio Cielo.







Andreas Baader, líder del grupo terrorista alemán RAF (Fracción del Ejército Rojo), también conocido como la banda Baader-Meinhof, tenía a Marte y Saturno en cuadratura, y a Plutón en conjunción con Lilith en la cúspide de la casa 8 (la muerte).


















Ulrike Meinhof, la otra cabecilla del grupo, tenía a Marte en oposición a Saturno y a Lilith en el punto medio entre Plutón y Marte.
















Osama bin Laden, fundador y cabecilla de Al-Qaeda, tenía a Lilith, el Medio Cielo, Marte y Plutón formando una T.
















Abu Musab al-Zarqawi, líder de Al-Qaeda en Irak, tenía a Saturno y a Lilith es conjunción exacta, opuestos a Urano, Plutón y Marte en la casa 8.















Mohamed Atta, que pilotaba el primer avión que se estrelló contra las Torres Gemelas el 11-S y líder del comando, tenía una gran stellium en la casa 10 en Virgo dominado por Plutón, regente del Ascendente en Escorpio, mientras Marte el otro regente hace cuadratura a dicho Ascendente desde la casa 9 cerca del Medio Cielo.








No hay que ser necesariamente un terrorista para tener aspectos entre los maléficos. Por hacer un poco de autocrítica, ya que tiro piedras contra tejado ajeno, servidor de ustedes que esto escribe también los tiene. Dos conjunciones, una de Saturno y Marte y otra de Plutón y Lilith, están unidas por un quincuncio (cierto que es un aspecto menor); Plutón y Lilith están en la casa tercera (la comunicación) y a su vez en oposición a Quirón en la novena (el magisterio intelectual). Urano regente de Acuario también anda por ahí cerca. Atribuyo mi activismo en la Astrología mundana desde un blog que pretende ser rompedor a esa particular configuración.





En cuanto a la carta astral de las próximas elecciones en USA, levantada para la capital Washington DC el 8 de noviembre de 2016, a las 7:00 a.m. en que se abren los colegios electorales, muestra señales inequívocamente nefastas.




               
Sobre el Ascendente en los 18º51' de Escorpio hay una conjunción del Sol, Mercurio y Lilith. La conjunción de Lilith con el Ascendente es casi exacto, con apenas 12'56'' de orbe. Si consideramos que el Medio Cielo está en el último grado de Leo, y que la casa 10 más bien está extendida a Virgo, tenemos que Mercurio regente de la casa del Poder está implicado en ese stellium sobre el Ascendente, lo que sugiere que ganará el partido que ya está en el poder, es decir los demócratas. En las cartas que he sacado de acontecimientos nefastos, tales como atentados terroristas, Lilith solía estar en uno de los ángulos; por tanto esa presidencia comenzará con bastante mal agüero.

La ganadora no puede ser otra que Hillary, porque su Ascendente, su Venus y su Mercurio natales (no olvidemos que Mercurio es el regente de su Medio Cielo en Virgo) están precísamente entre los 16º y 22º de Escorpio, dentro del stellium que forman el Sol, el Ascendente, Lilith y el Mercurio de la carta del día de las elecciones. El punto medio entre Venus y Mercurio está justamente sobre ese Ascendente de la carta de las elecciones del 8N. En cambio el Descendente en Tauro y la casa 7, el lugar de la oposición, está vacío de planetas y su regente Venus no está en posición desde la que pueda hacer sombra a ese poderoso Ascendente clintoniano.

Marte en el grado 29º de Capricornio (recibiendo una cuadratura desde Urano) está sobre el Lilith natal de Hillary, por si hacían falta más señales nefastas.

La Luna que representa al Pueblo está en el Fondo del Cielo, su lugar, en cuadratura con el Ascendente, Mercurio y Lilith, lo que indica que la señora presidenta cosechará bastante impopularidad. Neptuno está en la casa cuarta en cuadratura con Saturno, lo que sugiere que las mentes estarán exaltadas por conflictos religiosos y/o ideológicos.

Plutón en la casa 2 (la economía) está afligido por cuadraturas desde Urano y desde Júpiter. La economía sufrirá los efectos de un gran crash (si no ha tenido lugar antes) y estará en pleno proceso destructivo.

Por último, las progresiones secundarias sobre la carta de Hillary durante todo el mandato son del Medio Cielo progresado sobre el Ascendente y el stellium en Escorpio de Hillary, haciendo cuadratura a su otro stellium con los tres nefasto (Marte, Plutón y Saturno) en la casa 9 (el extranjero) en Leo, mientras Marte progresado está sobre su Medio Cielo natal. No veo magnicidio porque ese MC no afecta a Lilith, pero sí que las guerras exteriores van a marcar todo su mandato.






Otro día hablaremos de su contrincante Donald Trump.

domingo, 24 de julio de 2016

La carta natal de la Francia contemporánea: hacia una sexta revolución francesa



La fiesta nacional de Francia se celebra el 14 de julio, aniversario de la toma de la Bastilla en 1789, día en que el pueblo parisino se amotinó contra el monarca Luis XVI, quien había ordenado disolver la Asamblea Nacional que habían constituido por su cuenta los representantes del Tercer Estado, cuando se cansaron de perder sistemáticamente por 2 a 1 todas las votaciones que se celebraban en los Estados Generales, donde votaban por estamentos junto a la Nobleza y el Clero. Es verdad que la constitución actualmente vigente, por la que se instituye la V República, fue aprobada el 28 de septiembre de 1958, y esa es la carta natal que suele emplearse para Francia, pero nadie celebra nada en Francia el 28 de septiembre. Considero por tanto que la carta del 14 de julio de 1789 es la que representa a Francia como nación contemporánea. 





El nodo sur, la cola del dragón, el lugar de lo que arrastramos como karma, está en 25º Tauro en conjunción con la estrella fija Algol (el diablo), maléfica de naturaleza saturnino-marciana-plutoniana. Robespierre tenia su Sol natal en conjunción con Algol. Saturno transitó por ese punto durante la época del Terror en 1794. Marte está en 8º Géminis en conjunción con la estrella fija Aldebaran, de naturaleza marciana, y en cuadratura con Lilith, lo que asegura gloria militar y grandes victorias, pero también tremendas derrotas. Luego veremos que los tránsitos sobre esos puntos han marcado acontecimientos decisivos en la historia de Francia.

A Francia se le atribuye tradicionalmente el signo de Leo. El día que nació la Francia moderna había una conjunción de Urano, Júpiter y Venus entre 4º y 6º Leo. Casi participando del mismo stellium están el Sol y Mercurio en conjunción en torno a 23º Cáncer. El gallo es considerado tradicionalmente un símbolo solar, porque el gallo es el ave de la mañana, emblema de la vigilancia y de la actividad, que canta cuando los cielos se encuentran aún oscuros, pero es inminente la llegada de la luz. Le corresponde por tanto al gallo por derecho propio ser el símbolo de Francia.



Como país que fue cuna de la revolución y ha ejercido sobre el mundo su hegemonía cultural, no podía Francia sino tener a Neptuno en conjunción al Medio Cielo, en torno a 23º Libra junto a la estrella fija Spica, la estrella de Francia, que proporciona honores, dignidad y reconocimiento.  

A finales de julio de 1830, fecha de las “tres jornadas gloriosas” en que el pueblo de París destrona al rey absolutista Carlos X y proclama a Luis Felipe de Orleans, Neptuno ya ha dado un cuarto de vuelta y hace cuadratura al Medio Cielo y oposición al Sol y Mercurio natales. Saturno desde Leo está en oposición al Plutón natal.  Urano ha dado la mitad de una vuelta y hace oposición al stellium natal de Júpiter, Venus y Urano. Los detonadores son Mercurio en 21º Cáncer, el Sol en 2º Leo, y Lilith en 28º Libra cercano al Medio Cielo.





El 25 de febrero de 1848 Luis Felipe es a su vez derrocado y se proclama la II República. Plutón hace oposición al Medio Cielo y cuadratura al Sol y Mercurio natales. Urano transita sobre la Luna natal en Aries próximo a unirse a Plutón, y Júpiter le hace cuadratura desde Cáncer. El detonador principal es otra vez Lilith en el Medio Cielo.





El 18 de marzo de 1871 toma el Poder en la capital la denominada “Comuna de París”, primera experiencia mundial de gobierno de los trabajadores. Neptuno ha dado la mitad de una vuelta y se opone al Medio Cielo y Neptuno natales, y hace cuadratura al Sol y Mercurio natales. Urano ha dado casi tres cuartos de vuelta y transita sobre el Sol y Mercurio natales, haciendo cuadratura al Medio Cielo y Neptuno natales. A los tres meses la Comuna es reprimida de forma sangrienta por las tropas del gobierno, coincidiendo con el tránsito de Lilith sobre el Marte natal.





La subida al Poder del general Charles de Gaulle y la proclamación de la V República en 1958 coincide con la conjunción de Neptuno (recién acabado su primer retorno) y Júpiter sobre el Medio Cielo natal.

 En mayo de 1968 Urano y Plutón desde la cúspide de la casa 9 en Virgo se oponían al Saturno natal. La T formada por Neptuno en Escorpio, Júpiter en Leo, y Marte y Lilith en Tauro, entre los grados 25º y 26º, afecta directamente a los nodos lunares.







La situación estará tensa en Francia durante todo el verano de 2016. Un adelanto ya lo tuvimos el pasado 14 de julio por la noche con el atentado de Niza; en ese momento La Luna y Marte hacían conjunción sobre el nefasto grado 25º de Escorpio, lugar de la estrella Algol y del Nodo Sur, que ya hemos mencionado. No obstante, yo sitúo el momento álgido en torno al 24 de agosto, con la conjunción de Saturno y Marte sobre la estrella Antares en oposición al Marte natal de Francia sobre la estrella Aldebaran. Al mismo tiempo Neptuno hará cuadratura al Marte natal desde Piscis, mientras transita el Lilith natal. Urano estará haciendo oposición al Medio Cielo y Neptuno natales, y cuadratura al Sol y Mercurio natales, en una posición idéntica a la que tenía en 1848. Todo apunta a que se arma la sexta revolución francesa.





Finalmente, una refundación de Francia podría tener lugar en diciembre de 2020, fecha decisiva para el Planeta en su conjunto. La trascendental conjunción de Júpiter y Saturno en el grado primero de Acuario hará oposición al stellium natal de Francia en Leo de Urano, Venus y Júpiter, mientras que Urano y Lilith le hacen cuadratura desde Tauro. Plutón hace oposición desde los últimos grados de Capricornio al Sol y Mercurio natales. 


viernes, 22 de julio de 2016

Juegos Olímpicos Rio 2016: que comiencen los Juegos del Hambre

Ver las noticias estos días sobre los JJOO de 2016 que se celebrarán en Rio de Janeiro del día 5 al 21 de agosto es creerse que una hecatombe acecha la celebración de estas XXXI de la Era Moderna.

Ha sido levantar la carta del evento y pegarse un buen susto: la estrella fija Antares, de las más maléficas que existen, está conjunta al MC de la carta de los JJOO y conjunta a Saturno casi casi de manera exacta.




Es como si el presagio de la desgracia para ese momento estuviera ahí, me gusta recordar que no tiene por qué pasar nada, pero ¿y a largo plazo?.

Saturno está literalmente cuadrando al AC Piscis de la carta y ya le está indicando las restricciones, no veremos la realidad de lo que pasa y lo que nos muestran es "lo bueno", lo bien que quedan estas Olimpiadas, lo mucho que se ha construido, el empleo que ha generado, a todos los cuerpos de seguridad e incluso del ejército trabajando a destajo para que la seguridad sea impecable.

Esa cuadratura desde el MC que es el pueblo, al AC, lo que está tapando es la absoluta miseria que se cierne sobre Brasil, país que no sabe de clases sociales. O muy ricos, o extremadamente pobres.
Ver esa "pelea" entre el pueblo que viene desde el MC vs la imagen que nos quieren mostrar, muy difusa al estar en el signo de Piscis es pensar en cuanto empiecen estos JJOO y a largo plazo, en unos dos años (si no han empezado ya), las revueltas de ciudadanos se verán a nivel mundial siendo muy cruentas, muy bárbaras, rebeliones se ciernen sobre el país carioca y todo comenzará con en cuanto la Antorcha Olímpica se plante para dar oficialmente por comenzados estos juegos.

Tras estos JJOO puede haber la caída de una persona importante que puede estar viendo ya la que se viene encima y muy probablemente intente hasta fugarse del país.
Plutón en estado retrógrado desde la XI aspectando al Sol en la VI estaría hablando que el poder financiero de Brasil es más que consciente de la que se va a liar con estas olimpiadas y esto viene de lejos.
Podríamos estar hablando que en estos años pasados de la Gran Cruz Cardinal ha dado duro al país de la Samba, como prácticamente a todos los países del mundo, pero aquí hay mucho por tapar, mucho por esconder.
No aguantará mucho la cosa y Lilith desde Escorpio en la casa VI se pondrá manos a la obra para mostrar al mundo entero la realidad que asola a Brasil: paro, delincuencia, una burbuja inmobiliaria que explotará en breves momentos y una crisis económica nacional que astrológicamente al menos, nos comunica que puede asolar al país.

Hay que estar muy, muy, pero que muy atentos a lo que sucede a partir del 5 de agosto, pues la carta del evento está justo, como he dicho arriba, en la estrella Antares que es la estrella de España, de nuestra monarquía y gobierno. Lo que suceda en Brasil nos toca a nuestro país de golpe y de lleno.

Encima para colmo los españoles ya tendremos lo nuestro a últimos de agosto, pero eso es harina de otro costal.

Mirando las finanzas, son muchos los bancos españoles ubicados en el país carioca. Y lo que pase puede tener un rebote en nuestro país.
Hablando en plata y sin rodeos: al proletariado no creo que le toque personalmente, pero si ustedes, banqueros de España, hombres de negocios y altos ejecutivos financieros están leyendo este blog (si no es así deberían), vayan preparándose para lo que les puede pasar, porque la economía va a pegar una colisión que ya es lo que nos faltaba.
Y pienso en los banqueros y en el poder financiero, porque hace una década más o menos, se empezó a invertir en Brasil a niveles pues eso, "de burbuja". Hay muchos ricos españoles conn dinero en ese país, pero que muchos. Y el escándalo de más de un rico arruinado será algo que veremos próximamente.

El ladrillo ha sido allí lo que fue para nosotros los españoles pues el motor de las décadas pasadas. Y como todas las burbujas, pues explotan.
Y Brasil no es un país pequeño ni con pocos ciudadanos precisamente.

Esto traerá muchas consecuencias.



Vamos a dejar de lado las finanzas, que la carta de nuevo llama a la tragedia con ese Marte que va derechito desde Escorpio al MC y la estupenda Antares esparciendo el caos y el terror.
El peligro de atentado está ahí, ¿los autores? ya puede ser cualquiera.
No necesariamente tiene que ser el yihaidista que quiere ir de lleno al cielo a por sus huríes prometidas, en los tiempos que corren, cualquiera con la menta exarcerbada de ideas extremistas pareciera estar invitado a cometer tropelías contra otros seres humanos.
Y unos JJOO son un escenario "ideal" para según qué psicópatas. Los atentados los puede perpretar desde el terrorista que "lucha" por algo, hasta un poder en la sombra que quiere aplicar la teoría "acción-reacción".
No me gusta hablar de política pero...no hemos nacido ayer y tontos no somos.

El aura lúgubre está sobre la carta del evento deportivo, y como siempre digo: ojalá me equivoque.
Me gusta recalcar que no siempre tiene que ser la predicción en el momento exacto en el que se produce el evento, dependiendo de factores, puede suceder incluso a lo largo de dos años siguientes.
Y ésta carta es un claro ejemplo de ello: comparte los ángulos exactos con la Cruz Mutable que nos acompañará de ahora en adelante hasta algo más allá del 2018.

Venus está conjunto a Regulus, y nos habla de una mujer que verá su poder cuestionado. La mujer brasileña que todo el mundo conoce ahora mismo es Dilma Roussef, y muy probablemente, su caída esté a la vuelta a la esquina.
Podrían considerar su legislatura como un golpe de Estado, una especie de dictadura. El Sol está en la casa VI con ese toque plutoniano desde Capricornio, lo que podría hacer enfermar al gobierno, incluída la señora Rousseff que puede estar enfrentándose a la peor etapa de su vida.
Todo lo que rodee a esta mujer también tendrá efectos sobre el pueblo, que saldrá a la calle.


Neptuno no nos deja ver qué pasa en Brasil, cuál es la realidad, cómo viven. Podrían estar recibiendo ahora mismo la restricción de una dictadura donde no se puede hablar, no se puede mostrar lo que pasa, so pena de incluso severos castigos. Al gobierno, que flagela a punto de caerse, no le interesa lo que está pasando. Pueden haber incluso hambrunas de las que no seamos conscientes, miseria, destrucción y una oleada de delincuencia que se verá incrementada a partir de agosto en adelante.

Es como si el país estuviera destinado a la rebelión, ese impulso que te da la carencia de los recursos. Brasil dará muchísimo que hablar y no por las medallas que se cuelguen los atletas.
Quirón en el AC nos está indicando que hay un dolor muy fuerte entre la población, quieren que se les escuche, pero no pueden; la cuadratura saturnal habla de silencio impuesto.

La luna desde Virgo opuesta a Neptuno ya nos hablará de tongos, pruebas deportivas no ganadas honestamente, el dopaje estará ahí y tenemos los casos de los atletas rusos que no serán los primeros.
Es una luna que gusta del escrutinio y querrá saber de dónde vienen los engaños.
Pueden ser unos JJOO muy polémicos, con noticias realmente controvertidas a lo largo de las dos semanas. Se puede poner en duda la reputación del país, de la organización, el fraude está ahí latente.

Puede darse un escándalo con algún atleta vinculado a la natación o pruebas deportivas acuáticas en cualquiera de sus modalidades. Desde natación sincronizada, los 100 metros o la vela. Todo es posible, el agua da que hablar y el que navega sobre ella también.
Incluso el agua puede estar más que presente en la ceremonia de inauguración y sea algo nunca visto en una ceremonia de apertura de JJOO, como muy bonita, espiritual y llena de simbolismos.

Se me viene a la cabeza la diosa patria brasilera Yemanjá apareciendo como saliendo del agua o caída del cielo y todo el mundo viéndolo a la vez.

Se nota que es una carta de competiciones deportivas pues el eje 1- 7 es el más poblado de la carta. Desde la VII, que son oponentes, ya vemos como más de uno que no suba al podio reclamará lo que no es suyo. Es todo muy disperso, por esa Luna con Neptuno que todo lo malinterpreta, se desborda y no deja nada las cosas claras.

Pueden ser unos JJOO que pasen a la historia por algo, una mala organización, un desastre, cualquier cosa que se cierne sobre el cielo de este evento será algo digno de recordar.
Sobre todo para que no se repita más.
Un atleta acostumbrado a ganarlo todo y que ahora aprenda una lección de humildad o la sorpresa del que nadie ha apostado por él y resulta que lo gana todo.
El chasco, la sorpresa, estarán ahí.

Venus en dignidad caída y en el grado crítico nos habla de un evento que tendrá más pérdidas económicas que ganancias. Y eso repercutirá en el gobierno del país, y a los bancos, y desgraciadamente, al pueblo. No sólo lo dice Venus, lo dice Urano en la II que provocará un cambio muy brusco, y el cambio será incluso en los valores, tras estos JJOO la gente no volverá a ser la misma.

Júpiter está caído al igual que Venus, no habrá ambiente de optimismo aún hablando del país alegre que baila samba por las calles. Mercurio en su casa en exaltación puede ayudar, hará que la prensa y las comunicaciones hablen bien, con entusiasmo, optimismo pero se notará que es forzado, no habla de la realidad que se cierne sobre las competiciones.
Puede darse que el país esté enfadado, el pueblo cabreado, el pueblo no quiere JJOO porque saben que para que se celebren éstos allí han perdido dinero, han incrementado mucho las especulaciones y ellos se ven afectados.
No tienen ganas de samba porque saben lo que se les puede venir encima y saben qué se ha cocido detrás para que se organice dicho evento.

España está bien marcada aquí, un abanderado como Rafa Nadal, gloria de nuestro deporte será la imagen de nuestro país fuera, será una imagen en la retina del colectivo.
Rafa Nadal dará que hablar muchísimo en estos JJOO.
Por algún motivo, quizás porque Saturno está ahí ajustando cuentas y poniéndonos a los españoles en nuestro sitio, el aura del pesimismo acompañará al equipo olímpico español y sólo los realmente buenos serán reconocidos por su labor y esfuerzo; incluso puede darse que aún siendo realmente buenos, esa oposición Luna-Neptuno junto con la cuadruta a Saturno haga que ni el esfuerzo más sobrehumano reciba su recompensa.
Las palabra "opresión" y "restricción" estarán ahí, para todos los atletas convocados en general, incluyendo a los competidores españoles también.

Serán unos JJOO donde lo que se muestre aquí, puede ser simple y llanamente; la realidad.


La competición será dura.

Ad astra per aspera.


Un saludo,

Lectio Stellae

jueves, 21 de julio de 2016

La carta natal de la España contemporánea - II

La carta natal de la España contemporánea de 1813 y la carta natal de la Constitución Española actualmente vigente de 1978 tienen mucho en común. No por nada, el 6 de diciembre es prácticamente la fiesta nacional. En ambas hay un stellium entre los grados 10º al 25º de Sagitario que incluye a la estrella fija de naturaleza marcial Antares, al Sol, a Mercurio y a Neptuno. Era normal, por otra parte, porque como ya dije antes, la carta de la constitución de 1978 ya estaba implícita en la del fin de la guerra de la Independencia de 1813, correspondiendo esta refundación del Estado al retorno de Neptuno a su posición natal con formación de otro hermoso stellium en Sagitario.

Mercurio es el regente de Géminis, signo que también tiene que ver con España. Géminis son las dos columnas de Hércules que con el lema Plus Ultra están en el escudo de España. Hércules está en la bandera de Andalucía venciendo a los dos leones. El Sol es el regente de Leo, y el León también es otro símbolo tradicionalmente asociado a España. Neptuno está una octava por encima de Júpiter, y también está en Sagitario en su propia casa.


Neptuno son las ideologías y la religión, las ilusiones y las utopías; Mercurio es el pensamiento y la comunicación. Júpiter (regente de Sagitario y planeta de la autoridad y las leyes), Lilith, Plutón y Marte siguen teniendo mucho que decir en ambas cartas. Aunque muchas otras cosas hayan cambiado, otras siguen igual entonces como ahora: cuando nos ponemos en ello los españoles continuamos peleando entre nosotros por los principios y por quién tiene más razón, y no solo por el parné (que también).

Este stellium estaba en la cúspide de la casa IV (o del hogar materno y el territorio), o fondo del Cielo, en la carta de 1813, mientras que en la carta de 1978 está sobre el Ascendente. El país que nace en 1813 pierde su imperio y ya apenas participa en acontecimientos mundiales, sino que está enfrascado en sus propias querellas internas; el que es refundado en 1978 se abre al exterior y recibe la tutela de Saturno desde la casa 9 (el extranjero).



España contemporánea- 1813


Constitución de 1978



La conjunción de Saturno y Marte en el grado 10º de Sagitario al comienzo del stellium de Sagitario sobre Antares de finales de agosto será el aldabonazo de lo que vendrá. La última vez que se dio esa conjunción en ese grado fue en febrero de 1986, en plena campaña del referéndum de la OTAN. Entonces Urano transitaba por Sagitario, marcando una gran transformación del país, que ilusionado entraba en la UE y aceptaba estar en la OTAN como contrapartida ineludible. Ahora Neptuno hace cuadratura desde Piscis, y Júpiter el regente de España hace cuadratura desde Virgo. Parece que vamos a despertar bruscamente de nuestro sueño europeo y comenzamos a cuestionarlo. A lo mejor esas son las fechas de nuevas sanciones o de exigencia de nuevos recortes, lo que marcaría el comienzo del euroescepticismo español.




A finales de 2016 Saturno estará en el grado 18º de Sagitario, en el centro de ese gran stellium en Sagitario que marca esta carta natal de España, haciendo por tanto cuadratura a la posición natal de Plutón. Urano le hace trígono a su vez a ese stellium en Sagitario desde el grado 20º de Aries. Urano también le hace cuadratura a Saturno. Neptuno le hace oposición al Júpiter natal desde el grado 9º de Piscis. Plutón transita sobre el grado 17º de Capricornio haciendo conjunción casi exacta con la posición natal de Saturno. Esto último es importante, porque Plutón y Saturno se refuerzan al estarse transitando mutuamente (se dice que están en recepción mutua). Es la lucha contra la tradición que se resiste a morir, pero que ya está condenada sin remedio por las fuerzas transformadoras uranianas y plutonianas.




Esta situación es parecida a la que había en 1931. Urano está casi en la misma posición que tenía entonces, haciendo trígono sobre Neptuno y cuadratura sobre Urano. También Plutón está aspectando sobre Saturno, pero ahora por tránsito en Capricornio, mientras que entonces era por oposición desde Cáncer.

No seré tan osado de predecir la caída de la monarquía, pero sí que el régimen quedará bien tocado. Todo apunta al ascenso de un gobierno alternativo al régimen. Las fechas más probables para este cambio estarán entre el 9 de diciembre de 2016, cuando el Sol transite por el grado 18º de Sagitario, y el 8 de enero de 2017, cuando el Sol transite por el grado 18º de Capricornio y Marte por el grado 15º de Piscis.

Aplicados los mismos tránsitos del 9 de diciembre de 2016 a la carta de constitución de 1978, también se obtiene una configuración muy significativa. Saturno y el Sol transitan sobre el Ascendente y el stellium natales en Sagitario. Urano hace trígono desde la casa cuarta (el pueblo) en Aries. Júpiter desde el Medio Cielo en Libra transita sobre el Plutón natal. Plutón le hace un sextil mientras Lilith transita sobre el Urano natal. Al régimen inaugurado con la aprobación de esta constitución le ha llegado la hora de la verdad.







2019 y 2020 serán años decisivos para España, tanto como 1898 o 1936, pero espero que esta vez sean para bien, porque todo apunta a que entramos en la era de Acuario. Neptuno se pasea entre los grados 14º y 16º de Piscis haciendo cuadratura a la posición natal de Neptuno con todo su stellium en Sagitario, y en conjunción con la posición natal de Plutón (en 1936 en cambio hacía oposición).

En enero de 2019 Júpiter transita el grado 16º de Sagitario, sobre el neptuno natal, y por tanto en cuadratura con el Plutón natal. Plutón y Saturno forman conjunción sobre el saturno natal en el grado 18º de Capricornio. Las fechas históricas más probables pueden estar entre el 22 de enero de 2019, cuando venus pase por ese grado 16º de Sagitario, y el 19 de febrero, cuando Mercurio llegue al grado 16º de Piscis y Venus llegue al grado 18º de Capricornio.






Desde principios de 2020 Urano el revolucionario se suma a la fiesta, haciendo cuadratura a la Luna (que representa al pueblo) y Venus natales desde los primeros grados de Tauro. Plutón, Saturno, Júpiter y Marte forman un stellium en los últimos grados de Capricornio, entre el Saturno y el Venus natales. Las fechas históricas más probables las veo entre el 28 de enero de 2020, cuando Marte transite el grado 17º de Sagitario y Venus y la Luna el grado 17º de Piscis, y el 3 de abril, cuando Marte transite el grado 2º de Acuario y Mercurio el grado 18º de Piscis.



           

El 21 de diciembre de 2020 Júpiter y Saturno hacen conjunción en el grado primero de Acuario, lo que astrológicamente es una fecha capital, que espero marque el rumbo definitivo, para bien, todo este proceso.

domingo, 17 de julio de 2016

La carta natal de la España contemporánea-I


Suelen manejarse unas siete cartas astrales distintas de España, desde la de la boda de los reyes católicos el 28 de octubre de 1469 o la de la proclamación de Isabel I como reina de Castilla el 22 de diciembre de 1474, a la de la proclamación de Felipe VI el 19 de junio de 2014.
Los estados tienen la carta natal del día en que nacen, por ejemplo la fecha en que es fundado, o es proclamada su independencia. Cada reinado tiene la carta del día en que es coronado el nuevo rey. Cada régimen tiene la carta del día en que es promulgada la constitución correspondiente, que equivale a refundar el estado a partir de esa fecha. Cada gobierno tiene la carta del día en que toma posesión. Por ejemplo, las repúblicas primera y segunda, o el periodo de Franco, o el reinado de Juan Carlos, o la constitución de 1978, tienen su carta. Todas ellas tienen casualmente en común que el signo de Sagitario está particularmente destacado.
Dentro de lo arbitrario que es asignar periodos históricos con fechas concretas, tradicionalmente los estudiosos de la historia de la España consideran que la Edad Antigua termina con la caída de la monarquía visigótica y la invasión musulmana en el 711; Que la Edad Media en España termina, y comienza por tanto la Edad Moderna, con el reinado de los Reyes Católicos, la toma de Granada y el descubrimiento de América; y que la Edad Contemporánea comienza con la Guerra de la Independencia de 1808-18013. Efectivamente, la guerra de la Independencia marca en España un antes y un después. Antes era el Antiguo Régimen, después fue España constituida como Estado moderno tal como perdura hasta hoy.
Dado que España como estado moderno no se forma más que a comienzos del siglo XIX tras la Guerra de la Independencia, el maestro Francisco Jaen se plantea que habría que tomar como fecha para la carta natal de España la del final de dicha guerra. Francisco Jaen toma la fecha del 29 de diciembre de 1813, en que formalmente José I firma su abdicación y es por tanto entronizado Fernando VII. El maestro Ernesto García Bermejo en cambio toma la del 11 de diciembre, fecha del tratado de Valencay (real sitio de Francia donde el Rey Felón estaba prisionero en su jaula de oro), por el que Napoleón firma la paz con España y reconoce a Fernando VII como rey, y cesan las hostilidades. Esa fecha de 11 de diciembre de 1813 a mí me parece mejor, porque así España sigue siendo un país de Sagitario, como corresponde.


La carta natal de España muestra un stellium formado por Neptuno, el Sol, Mercurio y Lilith en Sagitario, en cuadratura con Plutón y Marte en Piscis. Todos los elementos necesarios para tener una historia turbulenta. Una casta que es todo apariencia y puede ser derrocada en cualquier momento, para ser restaurada más tarde.
Lo lógico es que los tratados se firmen a mediodía, para que el Sol esté en el Medio Cielo, el punto del Poder, como obviamente hubieran advertido tanto a Napoleón como a Fernando VII los astrólogos que los asesoraban. No obstante, como se recoge en la página de historia de Michael Neudecker, la hora a la que se firmó el tratado de Valencay fue a las 12:05 de la noche. Extraña hora la medianoche para firmar un tratado, aunque no tanto si tenemos en cuenta las costumbres noctámbulas del rey Fernando VII y de Napoleón. Alguna buena juerga se tuvieron que correr ambos sujetos para celebrar el acuerdo, con el resultado de que el documento fuera firmado a esa hora intespectiva.
La consecuencia astrológica es que el Medio Cielo de la España contemporánea queda en los 21º de Géminis. El gran stellium en Sagitario con el Sol, Mercurio, Lilith y Neptuno está en el Fondo del Cielo, o cúspide de la casa cuarta, que representa el hogar familiar en la carta de una persona, o el territorio propio en el caso de un país. Eso cuadra seguramente mejor con la mediocre trayectoria que España como potencia de medio pelo ha venido desempeñando desde entonces, para bien (nos hemos ahorrado las glorias de participar en guerras mundiales) y para mal (lo que nos hemos ahorrado en guerras mundiales lo hemos tenido en forma de guerras civiles). Lilith en los 12º de Sagitario está peligrosamente cerca de la estrella fija Antares, de naturaleza marciana-saturnina, que por participar de este stellium en Sagitario puede ser llamada la estrella de España.
El Ascendente de España queda en Virgo, y la nefasta conjunción de Marte y Plutón entre los grados 16º y 18º de Piscis queda en orbe de conjunción con el Descendente, el lugar de los enemigos declarados. Lo fundamental es la cuadratura entre Neptuno en el grado 15º de Sagitario y Plutón en el grado 18º de Piscis. Serán los tránsitos sobre esos grados, y particularmente de Neptuno y de Plutón, los que marquen la historia de la España contemporánea. Neptuno tarda 165 años en completar su órbita, de ahí que los grandes ciclos en la historia de España sean más o menos de 40 años.

“Hablo de Neptuno y de Plutón porque a principios del XIX ambos planetas formaban cuadratura, y era el aspecto más importante en aquel momento. Como hoy lo es la cuadratura entre Urano y Plutón. La cuestión es que los tránsitos de Neptuno y Plutón, y en menor medida los de Urano, sobre las posiciones de esta cuadratura del año 1813, especialmente sobre la posición de Neptuno, creo que lo dicen todo.”
La primera cuadratura de Neptuno con su posición natal (y por tanto tránsito sobre el Plutón y Marte natales en Piscis) vino en 1854, desde el grado 15º de Piscis. Saturno hacía además oposición desde cerca del Medio Cielo en Géminis. Ese año tuvo lugar la Vicalvarada, que ya es propiamente la primera revolución popular en España. El pronunciamiento lo inició el general O'Donell el 28 de junio de 1854 (ese día los detonadores eran Venus desde el grado 14º de Géminis y Mercurio desde el grado 13º de Leo), para imponerle a Isabel II un gobierno liberal, pero ante la resistencia de las tropas leales al gobierno en Vicálvaro, los partidos liberal y demócrata promovieron insurrecciones populares por toda España. Las de Barcelona el 14 de julio, y de Madrid el 17 de julio, donde intervino la incipiente clase obrera, pueden considerarse las primeras huelgas generales que hubo en España. Finalmente el 26 de julio la reina se vio obligada a nombrar jefe del gobierno al general Espartero. Tras dos años de mucha conflictividad social y transcendentales reformas económicas (por ejemplo la desamortización), el 14 de julio de 1856 el mismo general O’Donnell da otro golpe de estado e impone un gobierno conservador.



En 1868 Neptuno hizo trígono con su posición natal desde el grado 16º de Aries, y Plutón y Urano hicieron quincuncio (aspecto de 150º) desde el grado 16º de respectivamente Tauro y Cáncer. Ese es el año de La Gloriosa. El 18 de septiembre los generales Prim y Serrano y el almirante Topete se pronunciaron en Cádiz contra Isabel II y todos los borbones, siendo el detonador Marte desde el grado 22º de Cáncer. Además, Saturno entraba en Sagitario y transitaba sobre el Urano natal de España en el grado 29º de Escorpio. La reina fue derrocada, reinó 2 años Amadeo de Saboya, hubo guerra carlista, hubo levantamientos cantonales, se declaran independientes Cartagena, Alcoy y otros muchos lugares pero por breve tiempo, la Primera República dura 11 meses, y el 29 de diciembre de 1874 el general Martinez Campos proclama rey a Alfonso XII.



En 1898 Plutón hacía cuadratura a su posición natal en Piscis y oposición a la posición natal de Neptuno en Sagitario, desde el grado 14º de Géminis, mientras que Neptuno, que había hecho oposición a su posición natal los años anteriores, aún seguía en oposición a Mercurio como planeta más alejado del stellium de Sagitario. El 3 de julio de 1898 es hundida la escuadra del almirante Cervera por la Navy usana en la batalla de Santiago de Cuba, siendo el detonador Marte (como no podía ser menos) desde el grado 19º de Tauro formando quincuncio. Plutón saca las cosas que estaban ocultas, y te obliga a enfrentarte con la realidad verdadera. España se dio cuenta de repente de que ya no era un imperio, sino un país modesto, lleno de contradicciones y de problemas sin resolver.



En 1921 Neptuno hace trígono a su posición natal desde el grado 12º de Leo, después de haber transitado sobre la Luna natal. Los tránsitos de Neptuno (las ilusiones, los sueños) sobre la Luna (el pueblo) coinciden con épocas en que se extienden las ideas revolucionarias. Júpiter y Saturno hacían cuadratura al stellium de Sagitario (y por tanto oposición a Plutón y Marte en Piscis) desde los grados 16º y 21º de Virgo. Urano hacía oposición al Júpiter natal desde el grado 9º de Piscis. El 22 de julio es derrotado estrepitosamente en Annual el ejército de ocupación español en el entonces protectorado de Marruecos, siendo los detonadores Venus desde el grado 14º de Géminis y Marte en quincuncio desde el grado 22º de Cáncer. La monarquía de Alfonso XIII quedó seriamente tocada, porque el propio monarca, saltándose la cadena de mando, tenía comunicación directa con el general Silvestre y le había jaleado su temerario avance por tierra sobre la base principal de Abd el Krim en Alhucemas.



En 1931 Plutón hace trígono a su posición natal y a Marte natal desde el grado 18º de Cáncer, ayudado por Júpiter que también transita muy cerca por Cáncer, haciendo al mismo tiempo oposición exacta al Saturno natal en el grado 18º de Capricornio. Urano a su vez hacía cuadratura al Saturno natal desde el grado 15º de Aries. Se dan condiciones astrológicas para otro cambio de régimen, y esta vez sin grandes violencias en principio. El 14 de abril Alfonso XIII abdica y sale al exilio, tras comprobar que en la elecciones locales los partidos republicanos han arrasado en las grandes ciudades, donde la multitud en las calles ha proclamado la República; ese día Venus, la Luna y Lilith transitaban sobre la conjunción de Plutón y Marte en Cáncer.



En 1936 Neptuno hace cuadratura a su posición natal, y por tanto oposición a Plutón y Marte natales, desde el grado 14º de Virgo. Plutón hace trígono a Urano natal y oposición al punto medio entre Saturno y Venus, desde el grado 26º de Cáncer. Urano hace trígono a Júpiter desde el grado 9º de Tauro. Tanto trígono de o con Urano es evidentemente propio de situaciones revolucionarias. Júpiter transitaba por Sagitario sobre el consabido stellium natal, y Saturno desde Piscis hacía cuadratura. El 18 de julio Marte (como no podía ser menos) hacía quincucio al Neptuno natal en el grado 15º de Cáncer; peligrosos son esos quincucios de Marte, ya hemos nombrado varios.



En 1965 Plutón hace oposicición a su posición natal, y por tanto cuadratura al Neptuno natal , desde el grado 16º de Virgo. Acompañado desde Urano en el grado 15º de Virgo, y en oposición a Saturno (que está transitando por tanto sobre Plutón natal en Piscis) en el grado 13º de Piscis. Este debiera de haber sido un año trascendental en la historia de España, pero lo más destacado que he podido hallar es que el 7 de abril fue promulgada la Ley de Prensa e Imprenta promovida por el ministro Fraga, y que el 14 de septiembre se abrió el cuarto y último periodo del concilio Vaticano II. Debo por tanto de concluir que este año marcó el punto de no-retorno para España en lo tocante a entrada en la modernidad. El régimen de Franco se liberalizaba en todos los sentidos y perdía a la que había sido su guía ideológica, cuando la Iglesia Católica, pilar del régimen y en general de la España tradicional, abandona definitivamente el integrismo. Coincide está época también con el llamado “Milagro Español”, o época de desarrollismo económico.


        
En 1978 Neptuno completa una circunvalación del zodiaco, volviendo sobre su posición natal en Sagitario, y haciendo por tanto cuadratura al Plutón natal. Plutón hace trígono a su posición natal desde el grado 18º de Libra. Urano hace trígono al Plutón natal desde el grado 18º de Escorpio. Plutón hace trígono al Plutón natal desde el grado 18º de Libra. Saturno hace cuadratura a Neptuno natal y oposición a Plutón natal desde el grado 13 de Virgo. Júpiter y lilith transitan sobre la Luna (el pueblo). El 6 de diciembre, día del referéndum que aprobó la constitución que por ahora sigue en vigor, el Sol y Mercurio transitaban por los grados 14º y 12º de Sagitario, acompañando a Neptuno (repitiendo casi en la misma posición el stellium original de 1813). Parece que es por tanto el año de la refundación del Estado. La carta de la constitución de 1978 ya estaba implícita en la carta natal de la España moderna de 1813.


                
En 1985 Urano, que llevaba en Sagitario desde febrero de 1981 (no hace falta explicar qué pasó entonces), transita por el grado 15º de Sagitario sobre el Neptuno natal, haciendo por tanto cuadratura sobre el Plutón natal. El día 12 de junio se firma el acta de adhesión de España a la entonces Comunidad Económica Europea, coincidiendo con la oposición del Sol desde el grado 21º de Géminis. En diciembre Saturno entra en Sagitario haciendo conjunción con el Urano natal. El 1 de enero de 1986 ese tratado entra formalmente en vigor, Tampoco hace falta explicar ahora qué ha supuesto para España, para bien y para mal, la pertenencia a la UE.



En 2004 Plutón, que llevaba en Sagitario definitivamente desde finales de 1995 (fin del Felipato y comienzo del Aznarato), transita sobre el grado 22º de Sagitario, acabando de recorrerse todo el stellium natal y de hacer cuadratura sobre el Plutón natal. Júpiter hace cuadratura a Neptuno natal y conjunción a Júpiter natal desde el grado 13º de Virgo, y lo más significativo, cuadratura exacta a Lilith natal con un orbe de apenas 19 minutos de grado. Neptuno hace sextil desde el grado 14º de Acuario. El 11 de marzo Lilith transita sobre el grado 13º de Géminis y detona, nunca mejor dicho, esta situación. Tratándose de terrorismo, está claro que el detonante no podía otro que la maléfica Lilith.
  


En 2008 Urano transita sobre el grado 19º de Piscis, por encima de la posición natal de Plutón y Marte, haciendo cuadratura con el stellium natal en Sagitario. Saturno hace oposición al Plutón natal y cuadratura al Neptuno natal desde el grado 16º de Virgo. Saturno y Urano estaban por tanto en oposición, peligrosa configuración que representa la lucha entre lo viejo que no acaba de morir y lo nuevo que no acaba de nacer. El 10 de octubre Lilith transita por el grado 20º de Sagitario, y el IBEX pierde un 10% en una sola sesión. Estalla la burbuja. La crisis ha empezado.



Este presente año de 2016, y los que le siguen, será para España un año histórico. La situación es muy parecida, con los mismos aspectos y planetas (Neptuno, Saturno y Júpiter) desde los mismos signos (Piscis, Sagitario y Virgo) a la que había cuando la Luna nueva de 24 de enero de 1936, luna inmediatamente anterior a la de las históricas elecciones del 14 de febrero de 1936 que ganó el Frente Popular.

En julio de 1936 Júpiter, el planeta de España por ser el regente de Sagitario, transitaba sobre el stellium natal de España con Neptuno, el Sol y Lilith en torno a los 15º de Sagitario, mientras que Neptuno hacía cuadratura desde el grado 14º de Virgo, y todavía en orbe de conjunción con el Júpiter natal. Júpiter y Neptuno potenciaban sus efectos por estar en recepción mutua. Además Saturno estuvo estacionario gran parte de ese año en Piscis, haciendo cuadratura. Un enfrentamiento entre la utopía (Neptuno) que le disputa el Poder (Júpiter) a la reacción (Saturno). El 18 de julio el detonante fue la triple conjunción de Marte, Mercurio y la Luna en Cáncer en oposición a Saturno en el grado 17º de Capricornio.

El 26 de junio de 2016, fecha de las por ahora últimas elecciones, Júpiter desde el grado 16º de Virgo hizo cuadratura al stellium natal de Neptuno, el Sol y Lilith en Sagitario, mientras que Neptuno desde el grado 12º de Piscis hizo oposición al Júpiter natal. Otras vez Júpiter el planeta de España y Neptuno (la Utopía) se transitan mutuamente. Saturno se pasa gran parte del año estacionario sobre Sagitario, formando una T con ellos. El detonador de lo que tenga que venir puede ser Mercurio desde el grado 21º de Géminis, junto a Llilith haciendo cuadraturas a la Luna (el pueblo) en la casa 11 (los partidos) y a Venus regente de la casa 2 (la economía).



Marte no está implicado todavía, pero en agosto avanzará para hacer conjunción con Saturno en Sagitario. Si tomamos la carta de la Constitución de 1978, que por supuesto tiene a Sagitario destacado con Neptuno, el Sol y Mercurio sobre el Ascendente, se notará aún más esa conjunción de Saturno y Marte, que el día 24 de agosto tendrá a la Luna en oposición desde Géminis. Lilith le hará cuadratura a Júpiter el planeta de España. Lo decisivo que vaya a ocurrir, lo tendremos en torno a esos días.