.

.
BALTASAR: ¡Dios vos salve, señor!; ¿sodes vos estrellero? Decidme la verdad, de vos saberlo quiero. GASPAR: ¿Vedes tal maravilla? Nacida es una estrella. MELCHOR: Nacido es el Criador, que de las gentes es señor. Auto de los Reyes Magos

jueves, 1 de septiembre de 2016

La carta natal de Venezuela



La declaración de independencia de Venezuela fue aprobada por el congreso reunido a tal fin en Caracas el 5 de julio de 1811, teniendo lugar la votación por la que se aprueba la independencia a las 2:30 del mediodía.
El 3 de julio se inició el debate en el Congreso, y el día 5 a comienzos de la tarde se procede a la votación que terminó hacia las 2:30 de la tarde, resultando aprobada la Independencia con cuarenta votos a favor. De inmediato, el Presidente del Congreso, diputado Juan Antonio Rodríguez, anunció que estaba «Declarada solemnemente la Independencia absoluta de Venezuela».


Como corresponde a “país que se ganó con lanzón”, Venezuela nace con el Ascendente en el grado 19º de Escorpio justo en el punto medio de la conjunción de Urano y Marte, junto a la estrella fija Unukalhai “el Cuello de la Serpiente”, de naturaleza saturniana y marciana y por tanto amiga de dificultades y violencias. Esa estrella ahora está en 22º Escorpio, pero hace dos siglos estaba en 19º; no obstante sigue situada a mitad de camino entre el Ascendente y el Marte natal. Una gran T formada entre Saturno en el grado 21º de Sagitario, Plutón en el grado 18º de Piscis, y la conjunción de Venus, Júpiter y Mercurio entre los grados 16º y 24º de Géminis, indica que ese día hubo una declaración unilateral que enfrentó al país con poderosos enemigos que tenían la legitimidad entonces vigente de su parte (Júpiter regente de Sagitario signo de España) y que la independencia no se logra sino tras dura y larga guerra que destruye completamente al país. El Sol en 12º Cáncer estaba, entonces como ahora, en orbe de conjunción con la estrella Sirius (igual que los USA cuya independencia se celebra el 4 de julio) de naturaleza jupiterina, lo que garantiza a la República el éxito frente a sus enemigos a pesar de todas las dificultades a que se tiene que enfrentar. Neptuno el planeta de las utopías y los sueños en la casa primera casi en 9º Sagitario junto a Antares (como las cartas natales de España de 1492, 1813 y 1978) indica que su nacimiento como nación coincide con la refundación de España como estado moderno, que pierde su imperio pero deja su herencia. Plutón en la casa cuarta indica cuantiosas riquezas ocultas en el subsuelo que le garantizan una economía boyante (Saturno en cuadratura en casa segunda) pero sometida a la especulación más que al trabajo real (Sol en casa octava). Lilith en la casa décima en su sentido nefasto indica que frecuentemente dictadores o regímenes corruptos ocupan el Poder, y en su sentido positivo indica que es necesario que el gobernante del país tenga carisma si quiere mantenerse.
Por centrarnos en la historia reciente del país, el 27 de febrero de 1989, día del Caracazo, Plutón transitaba por el grado 15º de Escorpio justo sobre el Urano natal, Marte desde el grado 23º de Tauro sobre el Descendente actuando de detonante hacía oposición al Marte natal, Urano transitaba sobre el grado 4º de Capricornio sobre la Luna natal que representa al pueblo, y Saturno y Neptuno en conjunción en el grado 11º de Capricornio hacían oposición al Sol natal. Una revolución en toda regla que sacude al país traumáticamente desde sus cimientos.



El 4 de febrero de 1992, día del golpe de estado del entonces teniente coronel Chávez, Plutón transitaba sobre el grado 22º de Escorpio sobre el Marte natal, y una gran conjunción en Capricornio con Urano, Neptuno, Marte y Venus se oponía al Sol natal en el grado 12º de Cáncer.


El 6 de diciembre de 1998, fecha de las elecciones presidenciales mediante las que Chávez asciende al Poder, Plutón transitaba por el grado 8º de Sagitario en conjunción con el Neptuno natal y Júpiter en el grado 19º de Piscis transitaba sobre el Plutón natal, haciendo por tanto cuadraturas a los Saturno y Júpiter natales. Todo un cambio de régimen.


El 12 de abril de 2002, fecha del golpe de Estado sufrido por Chávez, que lo aparta momentáneamente del Poder para fracasar dos días más tarde, Plutón transitaba por el grado 17º de Sagitario en orbe de conjunción con el Saturno natal, cuadratura con el Plutón natal y oposición a Júpiter y Venus natales en Géminis.


Entre el 2 de diciembre de 2002 y el 3 de febrero de 2003 tiene lugar la huelga indefinida contra el gobierno de Chávez. Tras unos meses retrógrado, Plutón vuelve a transitar sobre el Saturno natal. Plutón no se aleja definitivamente del Saturno natal más que después del referéndum revocatorio de agosto de 2004, ganado por Chávez. Por entonces Júpiter transita sobre el grado 21º de Virgo, haciendo cuadraturas al Saturno y Júpiter natales, y oposición al Plutón natal.


 El 15 de febrero de 2009 Chávez gana el referéndum para la reforma de la Constitución. Urano en el grado 21º de Piscis y Saturno opuesto desde el grado 19º de Virgo activan esa T que forman Plutón, Saturno y Júpiter. Plutón ya está en orbe de conjunción con la Luna natal en Capricornio.


Entre el 5 de marzo de 2013 en que fallece Chávez, y el 14 de abril en que es Maduro es elegido presidente, Neptuno desde el grado 4º de Piscis hace oposición al Lilith natal; Plutón desde el grado 11º de Capricornio hace oposición al Sol natal, mientras Urano en el grado 9º de Aries ya está en orbe de cuadratura.


Entre febrero y junio de 2014 tienen lugar manifestaciones de protesta de la oposición contra el gobierno de Maduro, principalmente por la situación de desabastecimiento de productos básicos y alta inflación, que desembocan en algaradas generalizadas. Plutón, tras unos meses retrógrado, vuelve a transitar por el grado 12º de Capricornio en oposición al Sol natal. 

Para el 6 de diciembre de 2015, día de las elecciones legislativas, Plutón ha vuelto a ponerse retrógrado pero ya está en el grado 14º de Capricornio, todavía en oposición al Sol natal, y ya se prepara para dejar atrás definitivamente ese aspecto, y además abandona la casa 2, la de la economía. Recordemos que ese punto de oposición al Sol natal estaba ocupado por Saturno y Neptuno el día del Caracazo. Saturno por el grado 8º de Sagitario transita sobre el Neptuno natal. Júpiter desde el grado 21º de Virgo (la misma posición que tenía en agosto de 2004 cuando Chávez ganó el referéndum revocatorio) hace cuadraturas a Saturno y Júpiter y oposición a Plutón. 





Hoy día del eclipse de 1 de septiembre de 2016, una poderosa T cuadrada formada por el punto del eclipse en 9º Virgo, Saturno en 10º Sagitario, Marte en 14º Sagitario, y Neptuno en 10º Piscis, aflige al Neptuno natal en Sagitario en la casa primera.  La situación sigue siendo convulsa y se traduce en serio enfrentamiento ideológico. Los límites que normalmente impone la realidad sobre la ideología durante un tiempo se van a difuminar. Podría ser éste el periodo en que Maduro refunde al Chavismo y  lo radicalice, o en que la Oposición se lance definitivamente al asalto del Poder. Saturno va a entrar en breve en la casa segunda, la de la economía, y no saldrá de ella, acompañado por Plutón, hasta finales de 2019, señalando una época de escasez comparable a la del año del Caracazo y principios de los 90. La actual época de inestablidad política marcada principalmente por el tránsito de Plutón por Capricornio en oposición al Sol natal podría durar hasta entonces.


Como ya hemos visto en este blog, la zona terrestre con el punto del eclipse, Saturno, Marte y Neptuno angulares está en Brasil. Ese será por ahora el país más directamente afectado. Venezuela sin embargo, no quedará indemne.
En otro país menos aficionado que Venezuela a la Astrología y otras artes adivinatorias, podría tener disculpa, pero que la oposición venezolana haya escogido precisamente este día tan nefasto, con este eclipse tan mal aspectado, para convocar su manifestación por el revocatorio al presidente Maduro, demuestra que van a por todas.


En la carta del eclipse levantada para Caracas, el Ascendente está en 21º Leo, en la casa décima y cerca del Medio Cielo de la carta natal del país, lo que indica que el gobierno está en el ojo del huracán. El Medio Cielo del eclipse está en 23º Tauro, en orbe de conjunción con la estrella Algol, maléfica donde las haya. Mercurio, el señor del eclipse (por tener lugar en Virgo) forma una conjunción con Júpiter y Venus (regente del Medio Cielo en Tauro) parecida a la que había el día de la Independencia, en la casa segunda (la economía). Mercurio señala un crash económico mundial cuando es señor de un eclipse como éste, lleno de aspectos duros, pero que caiga para Caracas en la casa segunda indica que Venezuela será especialmente afectada por la crisis, por su condición de país petrolero.
Neptuno en el lugar de la oposición política en Piscis, en conflicto con Saturno y Marte en la casa 4 (el territorio y el Pueblo) en Sagitario, y con el punto del eclipse en Virgo, garantizan que habrá revueltas y disturbios, pero (repetimos) no tan graves como los que habrá en Brasil.







No hay comentarios :

Publicar un comentario